¡Qué pena de Cádiz!

Hay veces que duele decirlo pero esta ciudad da verdadera pena. Somos dignos de lástima en muchas cosas. Solo hay que echarle un vistazo a los recientes acontecimientos ocurridos el pasado fin de semana para darse cuenta. Lo del Entierro de la Caballa no tiene nombre. El Club Caleta ha manchado su nombre con unos dirigentes que han demostrado su más absoluta incompetencia. Una tropelía detrás de otra. Primero fijar el homenaje a un político (esto en el fondo es lo menos grave), luego retirarlo y tacharlo de los carteles por la amenaza de plante de algunas de las agrupaciones de Carnaval invitadas y finalmente realizarlo a hurtadillas como el que está cometiendo un delito. Esperpéntico. Menos mal que la procesión del Entierro estuvo a la altura con paso firme y de Cai, Cai, con una fidelidad absoluta a los cánones de la carga que tanto gusta a los puristas. Intento ironizar porque si me pongo a analizar en serio lo ocurrido el sábado por la tarde no termino. Se ha vuelto a demostrar el poder que tienen los carnavaleros pero se ha constatado también que después se han cachondeado de ellos programando el homenaje una vez pasado el evento. Luego está el capítulo de la alcaldesa y el twitter que, bajo mi punto de vista, se queda en una anécdota que puede servir de broma e incluso de guasa. Lo más grave es que a una regidora elegida democráticamente no le guste la opinión. El colmo es que algunos de los que se lo echan en cara luego la acaben amenazando de muerte. También demuestran un talante liberal digno de todo elogio. Hay que comenzar a investigar muchas cosas pero hay que empezar por tranquilizarse primero. Esta ciudad no puede pasarse toda la vida llorando, es preciso analizar los comportamientos y hacer autocrítica de una puñetera vez. Todos y cada uno de nosotros. Luego vienen siempre los lamentos.

P.D. Pongo un último ejemplo que linda con lo estrictamente personal. El tema de la Zona Franca de Cádiz. Ahora todo el mundo se queja de que Sevilla nos vaya a comer el terreno. Es curioso observar como la que fue directora de La Voz de Cádiz, Lalia González Santiago, se muestre triste porque Cádiz se queda sin nada y sus paisanos se tienen que ir fuera. Sin embargo, un buen día hubo un ERE en su periódico y en cuanto quedó una vacante se trajo a una persona de fuera. Y la acabó potenciando mientras los de Cádiz que habían sido despedidos seguían comiéndose los mocos y en algunos caso pisoteados. Ahora también llora por su Cádiz. En la distancia claro.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

4 Responsuestas para ¡Qué pena de Cádiz!

  1. avatar
    Cristina 28 agosto, 2013 el 21:54 #

    Lo siento mucho Paco, pero ya te gustaría a ti ser la mitad de lo que es Lalia, con todos mis respetos esta en un nivel superior que la mayoría de lo que hay en Cádiz y más de media Andalucía.
    Un saludo

  2. avatar
    Legendario 28 agosto, 2013 el 22:34 #

    La verdad que presumo estas resentido amigo Paco.De los trabajos realizados lo ético es no hablar y guardar secreto. Es mi parecer.

  3. avatar
    Óscar Cantero Puyana 29 agosto, 2013 el 3:42 #

    Paco, al igual que otros muchos, saben como era el día a día en ‘La Voz’ y la manera de actuar de personas que ya no están allí. Ignoro si guarda rencor o no, eso es cosa suya, para eso están los artículos de opinión, como es el caso. Al parecer, el último párrafo es el que provoca más reacciones. Y Cristina, yo también pienso que Lalia es una gran periodista y una gran mujer, pero ensalzar a alguien a costa de compararlo con otro, además de subjetivo, denota una total falta de argumentos que justifiquen tu afirmación. Yo sólo digo que poca gente sabe más de ‘La Voz’ que Francisco Márquez.

  4. avatar
    Óscar Cantero Puyana 29 agosto, 2013 el 3:46 #

    Y por cierto, si alguien habla de ética y de valoraciones personales, lo primero que tiene que hacer es escribir mostrando su nombre y apellidos reales, sin esconderse detrás de un pseudónimo. O al menos eso creo yo.

Deja un comentario