A mis compañeros periodistas

Una de las concentraciones de la plantilla de Diario de Cádiz

Un total de 13 años y medio trabajando en prensa (seis y medio en el Diario y siete y medio en La Voz) y casi 5.000 días cotizados me dan derecho para hablar largo y tendido de todo lo que está ocurriendo en el mundo del periodismo en la provincia. Ya adelanté que mi blog no iba a ser político así que intentaré entrar lo menos posible en valoraciones políticas. Pero sí es un blog carnavalesco, cofrade, cultural y de ocio y hay muchos profesionales que comen de su excelente trabajo en los medios en esas materias y que ven peligrar día tras día sus puestos de trabajo.

En primer lugar, y a nivel nacional, creo que el papel se está perdiendo. Es un problema latente y de difícil solución. No lo digo yo, lo dicen las cifras de ventas de periódicos. Quien quiera vender la burra de que se venden más periódicos creo que se engaña a sí mismo. Están saliendo gente de los periódicos a patadas.

En segundo lugar, la crisis se deja sentir mucho más en las zonas más deprimidas. Si la provincia lidera el ranking de paro en España, lo normal es que la gente a una de las primeras cosas que renuncia sea a comprar un diario. Además internet juega precisamente en contra con la gratuidad. Hemos alimentado un monstruo que nos ha acabado devorando.

En tercer lugar es evidente que las estrategias de los grupos poderosos, Joly y Vocento, han terminado perjudicando a muchos profesionales. Ojo, no debe restársele el mérito de haber creado puestos de trabajo en su momento porque lo han hecho. Los unos en Córdoba, Málaga, Granada y Almería y los otros en Cádiz y Jerez. Sin embargo su ambición se ha vuelto en su propia contra. Vocento ha fracasado en la provincia por partida triple (si incluimos la Radio) y Joly se ha estrellado en Córdoba y Andalucía Oriental. No en el resto, donde parece que hay beneficios sobre todo en Cádiz. Pero insisto es una mala política de expansión que, a toro pasado, es muy fácil de criticar pero que en su momento permitió a mucha gente encontrar acomodo.

En cuarto lugar he leído e incluso compartido en mis perfiles sociales el comunicado de Diario de Cádiz. Si es verdad que hay beneficios (que además parece que es así porque en caso contrario ya hubiesen aplicado el ERE sin piedad y con presuntos argumentos) se trata de una aberración, un ataque sin ninguna justificación sólida a un grupo de profesionales, en su mayoría veteranos, cuyo trabajo ha servido para montar otros periódicos. Como se decía coloquialmente esta vaca ha sido capaz de dar leche a todas las demás. Vaya por ahí que no es comparable, por tanto, su situación con la de otros compañeros de otros periódicos. Y la mentalidad empresarial, ya se sabe que solo protege a los que otorgan beneficios. Y aquí parece que es así, aunque no tengo papeles que me lo corroboren.  Ahora bien también me parece una exageración hablar del principio del fin como se habla en el comunicado. Si es así habría que ponerle un monumento a La Voz que ha sido capaz de mantener hasta hace seis meses un pulso informativo encomiable con la mitad de la plantilla que el Diario. Lo del principio del fin creo que es sacar las cosas un poco de contexto. Insisto es mi opinión. Respecto a La Voz, hoy cumple su octavo aniversario sin grandes fiestas ni celebraciones. Ojalá esas inversiones grandilocuentes se redireccionen y sirvan para dar cariño, estabilidad y tranquilidad a unos profesionales muy válidos y extraordinarios. No en vano entre ellos hay seis, José Landi, Nuria Agrafojo, Antonio Muñoz, Francis Jiménez, Antonio Vázquez y Silvia Tubio, cuyo buen trabajo ya ha sido reconocido por la Asociación de la Prensa en este 2012 de los premios.

Una vez analizada mi particular visión de la situación dejo para el penúltimo lugar la autocrítica que es muy necesaria en el gremio. Me dijo una vez el gran Enrique Alcina que los periodistas éramos gente un poco hipócritas y con un grado de la autoestima que nos llega a la luna. Que nos creemos imprescindibles. Se quedó corto. Yo lo he sufrido en La Voz. En cuanto Ignacio Moreno se responsabilizó de la redacción le faltó tiempo para decirme que “o trabajaba más fines de semana o eso era lo que había”. Intenté negociar con él pero ese comentario me hizo perder las formas (autocrítica incluida) porque me dio rabia que alguien con quien compartí tantos años en ambos periódicos, con quien compartí el proceso de fundación del periódico. Se llenó de galones y se volvió imprescindible. Me presentó una reorganización de la redacción a la que yo me negaba en rotundo y llegó a decirme que había gente que no podía trabajar los fines de semana porque era imprescindible entre semana. Luego llegó el ERE y se acabaron los imprescindibles. Todos remando en el mismo sentido y hasta la directora dejó de ser imprescindible. En este sentido he de aclarar que mi imagen de Vocento sigue siendo extraordinaria. No tengo nada en contra de la empresa. Ellos llegaron a Cádiz ofrecieron muchos puestos de trabajo y conmigo se portaron muy bien. En mi casa se sigue comprando La Voz. Pueden cometer errores estratégicos como los comete todo el mundo. Fueron mis compañeros de profesión, Ignacio Moreno y Lalia González Santiago los que por obra y omisión me empujaron en su momento a coger la puerta, los que quizás no pudieron o no quisieron ser sinceros y contarme lo que realmente estaba pasando y se dedicaron a buscarme las cosquillas por una clásula verbal de calidad de vida que para mi estaba por encima del dinero. Me fui casi sin despedirme y lo hice porque sabía que una vez que sales de allí puede que te despellejen cuando te vayas. Y como conservo a buenos amigos periodistas dentro de ese medio no quise entrar en un juego hipócrita que no va conmigo. Los que me quieren saben dónde encontrarme y a los otros les agradezco que se ahorraran los cumplidos. Precisamente esa hipocresía de la que hablo es la que habrán sentido algunos compañeros despedidos en Córdoba, Málaga o Granada si han tenido la oportunidad de leer el comunicado de Diario de Cádiz en el que se rechaza el ERE porque el periódico genera beneficios, con lo que de una manera implícita se están justificando los despidos en los lugares con pérdidas. Luego con solidarizarse con los damnificados está todo arreglado. Por no hablar de un detalle irrevelante como el tema del twitter. Casi todos los periodistas son seguidos por más gente de la gente a la que sigue. Parece que está mal visto eso de que sigas a mucha más gente de la que te sigue. Yo llevo poco tiempo y siempre suelo agregar a alguien cuando me sigue. Insisto nos falta un poquito de humildad a algunos.

Y otro tironcito de orejas para otros. En determinados sectores estamos muy mal vistos o hay gente que está mal vista, lógicamente no todos. A la mayoría nos cuesta mucho gastar.  Por no entrar en los despilfarros cometidos por algunos redactores en periódicos. Puedo contar que en las épocas de bonanza de La Voz había gente que cogía el taxi hasta para ir a la Avenida. Y no todos eran cargos directivos.

Y para terminar el futuro. Creo que los actos de solidaridad y las lágrimas no arreglan nada. Mientras estemos en sus manos, ellos van a seguir mandando y haciendo lo que les venga en gana amparándose en las cifras. A veces con razón y otra sin ella. La solución solo se atisba por la vía digital y tampoco asegura rentabilidad, ni mucho menos. Lo que es indudable es que el periodismo no muere. Lo que hay que buscar son formas de financiación, pero el profesional con título y experiencia va a poder seguir hablando con libertad. El ejemplo de Reporteros Jerez debe cundirnos a todo, un periódico gestionado por periodistas y escrito por redactores. Yo estoy dispuesto a hacerlo.  O al menos a intentarlo.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

7 Responsuestas para A mis compañeros periodistas

  1. avatar
    Carlos 26 septiembre, 2012 el 19:11 #

    Amén.

  2. avatar
    majico 26 septiembre, 2012 el 20:37 #

    se puede decir mas fuerte, pero mas claro es imposible,

  3. avatar
    Paco Márquez 26 septiembre, 2012 el 22:25 #

    Muchas gracias Don Jorge Alberto González Varilla. Gracias por dejar tus impresiones y acercarte todos los ratos a dar una vuelta por este universo gaditano que es el tuyo. Un abrazo con acento salvadoreño.

  4. avatar
    Laura 30 septiembre, 2012 el 19:59 #

    Que pena que utilices la demagogia en un sitio tan peligroso como es Internet. Recuerda que la vida es larga, y sembrando enemistades de forma tan publica y barata como esta, solo hablas en tu contra.
    También soy periodista y también tengo un blog, hablar y opinar es gratis sin tener que salir de casa. Desde el primer dia me propuse a mi misma no hablar mal de la gente de esta forma tan poco profesional. Es algo que me enseñaron de pequeña, es un valor moral; mas en este caso cuando todo queda escrito.
    Mirate un poco el ombligo y continua con tu autocritica, esa que dice que no somos imprescindibles, pues opiniones absurdas como esta, escritas a modo de reflexion, si que son totalmente prescindibles para el resto.

    • avatar
      Paco Márquez 30 septiembre, 2012 el 23:11 #

      Hola Laura.
      En primer lugar decirte que en cuanto he leído tu comentario lo he aprobado. Universo Gaditano es un espacio abierto y ya somos muchos universales, entre carnavaleros, cofrades, gentes del mundo de la cultura e incluso hasta periodistas (que no todo el mundo se va a molestar por lo que he escrito). Aquí no prima el “esto es lo que hay” que he sufrido en mis carnes. El hecho de que des tu nombre es un aval más que suficiente como para que tengas un hueco en los comentarios universales ahora y siempre.
      En segundo lugar. Lamento no conocerte. He tratado a mucha gente y no sé quien eres. Pero como me muevo por Cádiz y Sevilla, puede que trabajes en una de estas dos ciudades y todavía no hayamos coincidido. Desde aquí te invito, si te apetece, a que me enlaces la dirección de tu blog y así veo por donde te mueves e incluso te pongo cara. La mía ya la has visto.
      En tercer lugar, gracias por la crítica que siempre enriquece, la propia y la que te hacen los demás. Puede que mi opinión haya sido prescindible pero te has apresurado a hacer un comentario y a deslegitimar mi blog e indirectamente me haces un favor porque eso da visitas. Por eso deduzco que tienes algo que ver con la gente a la que se cita en el post. Te noto agraviada. Simple corazonada.
      En cuarto lugar. Esto es lo más importante. Universo Gaditano no se va a callar nunca aunque su director no gane un euro con esta historia y recordará lo que quiera cuando quiera. Como escuché a un dirigente deportivo decir el sábado: “Las faltas son faltas y las manos son manos”. Por tanto puedes visitar y comentar lo que te apetezca. La crítica hacia lo que hacen los demás (que no en este caso la autocrítica porque apenas cuentas cosas tuyas) no solo enriquece sino que hasta da fuerzas. Seguiremos informando.

  5. avatar
    fernando 4 octubre, 2012 el 15:01 #

    no has contestado a nada de lo que dice Laura. No creo que tengas que conocerla para ello. Sin embargo, y sin conocerla, lo que haces es criticarla, veladamente o no, a ella también. Desde luego, compadezco a los que tuvieron que trabajar contigo durante 13 años y medio. Seguro que algunos de ellos eso de la autocrítica lo ejercen mejor…

    • avatar
      Paco Márquez 4 octubre, 2012 el 22:21 #

      Hola Fernando:
      En primer lugar decirte que en cuanto he leído tu comentario lo he aprobado. Universo Gaditano es un espacio abierto y ya somos muchos universales, más de 1.000, entre carnavaleros, cofrades, gentes del mundo de la cultura e incluso hasta periodistas (que no todo el mundo se va a molestar por lo que he escrito). Aquí no prima el “esto es lo que hay” que he sufrido en mis carnes por parte de Ignacio Moreno Bustamante. Si quieres te cuento mi historia para que tengas elementos de juicio y no tengas que compadecerte por nadie. Parece que hablas de lo que no sabes. O de verdad me has sufrido o no me conoces. De todas formas, el hecho de que des tu nombre es un aval más que suficiente como para que tengas un hueco en los comentarios universales ahora y siempre.
      En segundo lugar insisto que lamento no conocerte. He tratado a mucha gente y no sé quien eres porque no das apellidos. La mayoría de los Fernandos que conozco son excelentes amigos y no creo que se hayan molestado por un comentario así. Además te noto cercano a Laura quien, por cierto, no me ha mandado la dirección del blog en el que que supuestamente escribe. Puede que yo no le haya contestado te confirmó que ella a mi tampoco.
      En tercer lugar, gracias por la crítica que siempre enriquece, la propia y la que te hacen los demás. Eso sí, deduzco que tienes algo que ver con la gente a la que se cita en el post e incluso con Laura. Te noto agraviado. Simple corazonada. Te estoy dando un sitio aunque esto no es el rincón de Los amigos de Laura. Que se defienda ella.
      En cuarto lugar. Esto es lo más importante. Universo Gaditano no se va a callar nunca aunque su director no gane un euro con esta historia y recordará lo que quiera cuando quiera. La crítica hacia lo que hacen los demás (que no en este caso la autocrítica porque apenas cuentas cosas tuyas) no solo enriquece sino que hasta da fuerzas y hasta visitas. Es más te doy una primicia, la fiesta de LA VOZ da para un post, así que lo mismo me animo y te enteras de algunas cosas ya que te veo tan crítico contra mí. Lo mismo te gusta o te disgustan. Ya veremos. Gracias.

Responder a Carlos Click here to cancel reply.