Por apenas cuatro locos….

¿Le gusta a usted la Semana Santa?, ¿disfruta viendo un paso en la calle?, ¿tiene esa imagen que desde su infancia la recuerda y le hace ilusión verla en su salida procesional?, ¿se emociona cuando oye unos acordes musicales o escucha el silencio más profundo y ve un ascua de luz avanzar en medio de la oscuridad?, ¿reconoce que reza instintivamente en esos momentos o que simplemente es un deleite para sus sentidos tener la oportunidad de ver cada primavera lo que siempre lleva viendo y ya casi, o mejor sin casi, lo espera año tras año?.

Tras los montes de lirios y claveles, tras las filas de personas que forman el cortejo procesional, tras las jarras de flores, la cera derretida, la plata brillante, el humo de incienso…Tras cada cirio, cada vara, cada “levantá” y cada nota musical. Tras todo lo que se ve, se escucha, se respira y se siente en definitiva. Tras la estampa de la silueta de un Cristo que se recorta y se dibuja año tras año sobre el azul del mar y desde el azul del cielo. Tras el beso delicado y suave a cualquier balcón en pecho paloma, del cairel que remata la bambalina de los sueños. Tras todo esto hay algo más.

Hay apenas cuatro locos que son los que tienen la “culpa” de que todo esto exista. En Cádiz son eso….cuatro locos, cuatro benditos locos. Antes eran unos cuatro, ahora otros cuatro y mañana otros cuatro diferentes…..pero cuatro, cinco, no más. Y ojalá que en el mañana se pueda seguir diciendo que existen esos cuatro locos.

De los que muchas veces no se sabe ni el nombre, o sí…., del capillita que muchos calificarán con este apodo que trata de ser despectivo, de los que les va la vida en ello y le dedican lo más valioso que se tiene: El tiempo. Del que mientras camina por la calle, va pensando en su hermandad, en qué hacer y qué no hacer. Del que pierde el sueño por tantas y tantas cosas de este mundo cofrade.

Pues sí, ellos son los culpables. Únicamente ellos. No hay más. La próxima vez que salga a la calle porque sepa que hay una procesión o sin saberlo se la encuentre. La próxima vez que se vuelva a emocionar, que vuelva a experimentar el deleite de los sentidos, que vea una candelería encendida o a un niño al que le están dando cera. La próxima…..la próxima Semana Santa, piénselo. Que detrás de todo eso hay cuatro locos apenas. Y es que hay que estar loco porque es casi un milagro que vuelva a repetirse como cada año desde hace tanto tiempo. Y luego….luego hay defectos y problemas y broncas y roces y enemistades y mil cosas….porque es así en cualquier grupo humano.

Cuatro locos….o cinco….o seis….o diez en el mejor de los casos….No hay más. Mire esa vela encendida, oiga esa marcha. Que nada sea tan efímero como ellas porque…..porque aquí no hay mucha más cera que la que arde.

avatar

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

4 Responsuestas para Por apenas cuatro locos….

  1. avatar
    Mardecai 12 febrero, 2014 el 19:04 #

    Efectivamente Vicente, yo soy de esos que bien has definido en la entrada de tu comentario.

    Yo soy de la calle, de los que nos ponemos en las aceras o en las esquinas para ver pasar a cada hermandad y por eso te agradezco a ti , y a los otros tres , que os dediqueis en cuerpo y alma a que cada primavera podamos disfrutar de nuestra Semana Santa.

    Enhorabuena por tu labor y mi mas ferviente deseo de que este Viernes Santo luzca un esplendido sol que haga brillar el fantástico dorado del paso de cristo.

  2. avatar
    Paco Uca 13 febrero, 2014 el 8:42 #

    Gracias a personas como tú tenemos la suerte del poder disfrutar de la explosión de los sentidos cuando la primavera rebrota por nuestras calles tras las devociones que van dentro de cada uno.
    Gracias Vicente por este artículo.

  3. avatar
    Rafa Iglesias 13 febrero, 2014 el 15:47 #

    Desde la distancia de los kilómetros que no de corazón, estaré siempre detrás de esos cuatro, cinco, o diez locos que hacéis posible vivir la fe en Jesucristo en nuestras hermandades y cofradías. Vuestro mi aliento, mi cariño, mi admiración, mi deseo de llegar a la Tacita y compartir tiempo, ilusión, proyectos, vida, celebración y fe con vosotros, mis entrañable cofrades gaditanos.. A ti, que sabes poner letra y alma a las cosas que tantos vivimos, te mando mi abrazo agradecido, querido amigo y hermano Vicente.

  4. avatar
    Manuel Franco 14 febrero, 2014 el 15:16 #

    Que ganas tengo de verte un Domingo de Pasión en el Falla. Tu en el atril, claro.
    Por cierto….. los miembros del consejo leen estas cosas. Un abrazo.

Responder a Mardecai Click here to cancel reply.