Estoy harta de procesiones

Nunca pensé que pudiera decir algo similar: “Estoy harta de procesiones”. Yo, una capillita consumada a la que le apasiona el mundo de las cofradías, estoy cansada de procesiones. Comprendo que las hermandades y cofradías quieran celebrar sus efemérides con salidas extraordinarias y que a todo el mundo le guste una imagen en la calle, pero la realidad es que yo estoy saturada de tanto paso en la calle. Y con ello no puedo dejar de preguntarme  que si yo estoy cansada, que me gusta, el que pasa de esto ¿qué pensará?

Hemos pasado de la nada a la saturación. Comenzamos con el Via Crucis extraordinario, seguido por  los acontecimientos de 2012 con la Magna y las salidas extraordinarias para los traslados de las exposiciones, continuando con el Rosario del año de la Fe y de todas las salidas extraordinarias que cada hermandad organiza.

Y con todo esto hay un grave problema: si lo que debería ser algo extraordinario, se convierte en lo habitual, se produce un hartazgo y una falta de apoyo de público que  asiste a estos desfiles procesionales y que los contempla en la calle.

Parece además ser un mal común, ya que en las localidades vecinas se produce el mismo efecto, lo que contribuye a la saturación. El día 14 de septiembre, los que gustan de estas procesiones van a  tenerlo muy difícil para poder asistir a todas las procesiones extraordinarias que se celebran ese mismo día.

Quizás haya que reconsiderar  un poco los actos a celebrar en las efemérides, quizás haya que reinventarse o buscar soluciones alternativas,  ya que no siempre una salida procesional es lo más solemne y lo más satisfactorio. A modo de ejemplo, permitidme que alabe  el Via Crucis que realizó la hermandad de la Humildad y Paciencia por el 375 Aniversario  de la hechura del Cristo, que contó con una elevadísima participación de hermanos, sobre todo de hermanos antiguos de la hermandad, que en el caso de haberse realizado una salida extraordinaria, quizás no habrían podido o querido participar.

No pretendo hacer una crítica, ni mucho menos,  ya que como comenzaba mi artículo, comprendo que cada uno quiere lo mejor para  su Cristo o su Virgen, pero estas son mis sensaciones. ¿Cuándo es la próxima?

avatar

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

4 Responsuestas para Estoy harta de procesiones

  1. avatar
    María Jesús Vázquez 4 junio, 2013 el 15:45 #

    Genial Toñi, llevas razón. Lo mucho cansa y no se sí de verdad se da testimonio con ello. Porque me da a mi que no, que la gente estamos un poco cansada de ver tanto paso por aquí y por allá.

  2. avatar
    Emilio Paz Gadeo 4 junio, 2013 el 16:49 #

    Tenemos un fe devaluada, porque si fe es creer lo que no se ve, aquí lo estamos enseñando todo, empezando por el clero. Pienso que con el año de la fe, ha sobrado espectáculo y ha faltado formación. Los más viejos del lugar nos acordamos aun de la misión del año 65, que fue un compendio de todo; desde actos formativos hasta cultos externos. ¿Porque se no se ha posido hacer ahora?

  3. avatar
    Daniel Molina 11 junio, 2013 el 19:40 #

    Comparto totalmente contigo, Toñi, la próxima es este fin de semana lo han titulado pelegrinacion a la Catedral, y creo que sale el cristo de la mirandilla…

  4. avatar
    Alberto Luis Roldán Núñez 17 marzo, 2014 el 15:35 #

    Bravo, felicidades!! Me identifico contigo, y soy cofrade de hace más de 25 años, pero ya cansa, está todo devaluado y confundido con el afán de protagonismo y superación entre las propias Cofradías. Se ha pasado de contar los días para la Pascua (verdadero sentido de la Fé) a contar los días para ver los misterios y pasos en la calle. Estoy de acuerdo en que de esto comen orfebres, carpinteros y otros muchos gremios, pero con lo que come un orfebre, a costa de realizar un lujoso encargo (prescindible en los tiempos que corren), pueden comer 50 familias mucho más necesitadas (por decir un número) si la cofradía cediera esos fondos a la Caridad, y más cuando en esta industria se cobra a base de protagonismo (conociendo bien el terreno). Alguien me dijo una vez que las Cofradías eran como partidos políticos, que había que promocionarse. Desde ese momento supe que mi tiempo en una Junta de Gobierno había terminado. No se puede hacer de esto un centro de atención máxime cuando se trata de gente que busca su máxima realización personal y profesional en las Cofradías, toda vez que en su vida profesional no son capaces de alcanzar cotas de verdadero protagonismo. La Caridad y el protagonismo por ella se demuestra de muchas otras formas. Por eso estoy tan de acuerdo contigo, Toñi. Comparto.

Deja un comentario