Cristo Rey del Universo

Un año más. Por fín la que todos los cofrades deseábamos. Y para que no hubiera ninguna duda, la única que se quedaba en casa, cumplía con su cometido días después; gracias de nuevo a un sacerdote que muestra sus ideas sobre la aportación de las hermandades en nuestra ciudad, para los frikies… “Semana santa chiquita”. Buen tiempo toda la semana, los palios quemaron cera, fotos ejemplares, estampas que hace tiempo no veíamos. Una Semana Santa para repetir. Una Semana Santa para disfrutar de los cortejos, de los andares, de los pasos que siguen evolucionando en su ejecución. Estampas que no varían con los años.

Momentos irrepetibles. Las calles llenas de público, de turistas que demuestran más respeto hacia los cortejos que los propios gaditanos. La Madrugá necesita un cambio, esta demostrado. El Consejo Local no puede mirar para otro lado y tiene que mirar por el interés general de la Semana Santa. El paso de las hermandades sigue siendo tedioso. El Ayuntamiento tiene el deber y la obligación de arreglar el tema de las sillitas extraoficiales que se colocan durante el recorrido como plaza inexpugnable entorpeciendo un centro de la ciudad, demasiado pequeño, que ya está encorsetado por la disposición de la Carrera Oficial como para crear una macro Carrera Oficial con sillitas a doquier que afean las calles.

En fín, tantas cosas que mejorar; y todas en manos de los de siempre, El Ayutamiento, la Permanente del Consejo Local, y sobre todo las hermandades. Si, pensamos que la mayor responsabilidad está en los que gobiernan las hermandades, mejorando sus cortejos, enseñando y demostrando a sus hermanos de fila como deben comportarse y al final el público terminará respetando al ver que los mismos nazarenos respetan lo que hacen en esa estación de penitencia.

Esperamos que la Semana Santa del 2015, sea idéntica a la de este año. Si, a pesar de todo lo malo. Hay que luchar contra los intransigentes, hay que eliminar las diferencias entre hermandades, y sobre todo, las juntas de gobierno deberían cuidar en manos de que tipo de personas dejan a sus Titulares. Es intolerable que después de trabajar durante un año, el nombre de la hermandad quede ensuciado por unos despreciables, ateos, maleducados e ignorantes que le dan mas valor al trozo de madera que llevan cuatro fuera del paso golpeando el suelo, que a la madera bendecida y tallada por un artista que guarda secretos, suplicas y ruegos de personas que demuestran su Fe besando, tocando y acariciando su devoción. Esa responsabilidad es de los capataces que deberían conocer lo que tienen en sus cuadrillas, y las juntas de gobierno aleccionar a esos capataces para que elijan bien a los que van a llevar la devoción de tantos y tantos hermanos. Por que los responsables de esas niñerías, fechorías y hasta delitos, tiene cara con nombres y apellidos, están entre nosotros y estamos mirando para otro lado.

Firmado: Francisco Javier Salido

avatar

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario