Un nuevo fracaso

El Cádiz ha consumado un nuevo fracaso. Lo malo es que hay gente a quien no le extraña. Las redes sociales, ese invento para algunos maligno del siglo XXI, así lo pronosticaban. Tras empatar el Hospitalet eran muchos los tuiteros que, simultáneamente, auguraban que la historia de Mirandés se repetiría. Y lo malo es que acabaron teniendo razón. No seré yo quien discuta la fidelidad del personal. Cada uno puede hacer con sus aficiones lo que le venga en gana. Pero no estaría mal castigar a la entidad con algún pequeño tirón de orejas. No sé que cada uno reflexione sobre cómo mostrar su contrariedad frente a tanto despropósito. No olvidemos que el sentimiento es muy importante y respetable pero el Cádiz es una Sociedad Anónima Deportiva, una empresa que busca beneficios como cualquier otra. Por eso hay gente interesada en invertir porque son conscientes que la masa social nunca falla. Sin embargo, llega un momento que la situación ya aburre. Lo sucedido en tierras catalanas clama al cielo, más bien en toda la eliminatoria en su conjunto. Por una vez, el cadismo daba la sensación de tirar la toalla después de los 90 minutos en Carranza. La escasa demanda de los autobuses era un fiel reflejo del pesimismo que se había instalado en la hinchada. El argumento era la falta de implicación que se percibía en determinados futbolistas. El aficionado de a pie es leal pero no tonto. Lo sucedido en los diez últimos minutos de ayer demuestra que la intensidad ha sido más bien escasa y ha llenado de razones al seguidor amarillo que no quería pegarse la paliza. Se puede perder de muchas formas pero lo del Feixa Llarga clama al cielo. Algunos quieren equipararlo con lo del Atlético de Madrid en Lisboa. Valiente comparación. Los colchoneros recibieron un gol en las postrimerías del partido -no dos- y además venían de ganar la Liga. No es extrapolable el sufrimiento. Por cierto mucha demagogia barata alrededor de la celebración del Madrid. Se puede ser cadista y alegrarse de los títulos de otros equipos. No tiene nada que ver una cosa con la otra. Consumada la tragedia llega el momento de tratar de creer en los nuevos gestores. A un servidor le da la impresión de que no había mucho interés por subir esta temporada. Por tanto ahora tienen una ocasión extraordinaria para demostrar que su proyecto es sólido y que tiene la continuidad anunciada. Desde ya auguro que cuentan con el apoyo de la mayoría de los aficionados que la semana que viene ya habrán olvidado lo ocurrido. Más bien lo reocurrido.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario