Un buen pregón

Quizás pueda resultar un tópico porque nadie suele hablar mal nunca de los pregones. Aun a sabiendas de que alguno pueda pensar que peco de políticamente correcto considero que el pregón de Juan Carlos Pérez Godoy estuvo a la altura. Es indudable que la curia siempre está condenada a despertar algún recelo entre los cofrades y viceversa. Sin embargo, el sacerdote de Burguillos demostró en su proclama su condición de cofrade. De su hora y media de disertación me quedo con algo que me gustó especialmente. El relato que realizó del año que vistió el hábito de nazareno de la hermandad de Piedad. Además de los hermosos versos que dedicó a la venerada imagen de Santiago, la introducción de este episodio resultó de lo más acertada. Uno siempre ha tenido la sensación de que ha habido curas que no les gustan las cofradías y otros que participan de sus actividades por compromiso, por el hecho de que son los directores espirituales y casi que no les queda más remedio. Pero el hecho de querer salir en el cortejo de otra cofradía a la que no dirige espiritualmente dice mucho de la especial sensibilidad de este hombre hacia el mundo de las hermandades. Reconozco que me aterra un poco cuando se designa a un sacerdote para exaltar nuestra Semana Mayor. Siempre suelen caer en cuestiones más teologales que otra cosa y olvidarse de que en ese momento se ocupa el atril del Falla para anunciar todo lo grande que está por venir. No fue el caso de Pérez Godoy que, evidentemente, “barrió un poco para casa”, dicho con todo el cariño del mundo, pero tuvo muchos detalles con las corporaciones penitenciales. Sirva como ejemplo cuando habló de estrenos, aniversarios o ausencias, señal inequívoca de que o estaba al tanto de la realidad o se había puesto al día. En otro orden de cosas, el acto sirvió para demostrar que el coliseo gaditano sigue imponiendo. Qué le pregunten a la Banda de la Soledad de Cantillana que no sonó tan bien como nos tiene acostumbrados. En relación al estreno de la marcha creo que sobraba el paripé de la entrega de las partituras. Hay otros contextos mucho más apropiados que el acto del pregón para hacerlo. De la vestidura de algunos presentes no vamos a hablar porque es repetirnos en lo de siempre. Para gozo de algunos, ya huele a Semana Santa.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario