Empieza lo bueno

Por fin se acabó la fase clasificatoria del Concurso Oficial de Agrupaciones del Falla. Reconozco que no es que haya sido peor que otros años porque a mi todo este espectáculo preliminar me parece siempre infumable. Evidentemente hay grupos punteros y con nivel, pero la inmensa mayoría deja mucho que desear. Sin embargo, esta previa deja muchísimos interrogantes en el camino. Por un lado, el tema del arrastre. Estaba cantado. Los grupos que tienen un nombre solo deben cumplir el expediente y a cuartos. En este sentido,  hay que agradecer a algunas que hayan osado por presentar buenas letras desde este trámite inicial. Es verdad que las ha habido. Sin embargo ha concurrido demasiada mediocridad. Un servidor osó hacer un comentario sobre la función del pasado viernes y el tiempo me ha dado la razón. Ha sido la peor del certamen hasta ahora, con tan solo un grupo clasificado de los ocho que comparecieron sobre las tablas. Pongo el ejemplo del viernes porque se ha puesto en entredicho pero me servirían algunos más. Creo que admite pocas dudas que el formato actual se ha quedado anquilosado. Urge una solución para evitar determinados espectáculos. Soy de los que piensan que el Teatro Falla tiene una categoría y no puede estar abierto para todo el mundo. Al menos es mi opinión tan respetable como la de cualquiera. Como tampoco es de recibo que el aficionado pague 23 euros para disfrutar con la comparsa de Antonio Martín. La gente de fuera tiene todo el derecho del mundo a querer conocer el Teatro y al final las sesiones se convierten en ensayos familiares. El verdadero aficionado gaditano le ha dado la espalda a la clasificatoria. Esa mítica casa de los ladrillos coloraos, por la que tanto luchamos en el 91, se ha convertido en un coto abierto en el que cabe cualquier cosa. Y eso bajo mi punto de vista no puede ser. Escucho que las agrupaciones al menos se presentan con respeto. Vamos ya sería lo último. Pero este año hay ejemplos de grupos que ni eso. Pongo el ejemplo de la chirigota ‘Los de-tallistas’. Por cierto para que nadie de fuera se ofenda. Esta chirigota gaditana que acabo de nombrar ha sido la última clasificada pero en el resto de modalidades el farolillo rojo lo han ocupado grupos de la Tacita. El mítico coliseo gaditano no puede albergar el desfile de 129 agrupaciones de las cuales casi ni la mitad tienen un nivel aceptable. El caso es que alguien lo quiera solucionar. Porque aquí todo el mundo, o casi todo el mundo, quiere cantar desde primera hora para cobrar. Desde el que gana hasta el que queda el último.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario