Una necesaria estabilidad que no llega

Lo que está ocurriendo con el Cádiz ya roza los límites de lo surrealista. No hay un día donde no se produzca un acontecimiento nuevo y la mayoría de las veces para desmentir lo ocurrido el día anterior. Si hacemos un repaso de la situación desde el viernes pasado hasta hoy llegamos a esa conclusión. Ese día se confirma la “contratación” de Migue García procedente del Granada B. Sin embargo, el lunes los italianos reciben oxígeno desde el Juzgado de lo Mercantil y la situación da un giro con la anulación de la subasta. Ayer, los señores de Sinergy anuncian una rueda de prensa pero la anulan y, por la tarde, se confirma el acuerdo de los administradores con Calambur que abre la puerta a los fichajes. De ahí que pusiera las comillas en lo de la contratación de Migue García porque evidentemente el hombre no había podido firmar. Los acontecimientos se suceden a una velocidad mayor o menor en función de quien lo interprete. Dicen que pueden venir hasta ocho fichajes. Sinceramente pienso que el aficionado ya no se cree nada. Incluso se atisba una especie de revuelta en los aledaños de Carranza el próximo domingo coincidiendo con el partido del Écija. Francamente es normal que la gente esté harta. Los próximos días van a ser claves para el devenir de la entidad. Como ha reconocido el propio Carlos Medina si el equipo no se refuerza difícilmente va a poder optar al play-off. Puede parecer descabellado a estas alturas de temporada pero la espiral negativa en la que han entrado los hombres de Agné no augura un panorama muy esperanzador si no llega algún pelotero de garantías. O dos, o tres. Perder dos encuentros consecutivos con un penalti en contra en los últimos minutos encuentra muy pocos precedentes en la historia del fútbol mundial. Si no exagero. Pero es el Cádiz, según el consuelo de algunos. Por increíble que parezca los dos últimos resultados adversos en campo contrario casi que han pasado inadvertidos para muchos. Se habla más de lo institucional que de lo deportivo. Y son dos frentes condenados a entenderse. Es normal que el hincha esté pensando en moverse porque se está oliendo la tostada como se dice vulgarmente. Pulsando la opinión está claro que hay un cansancio generalizado y que un nuevo fracaso podría ser letal para el sentimiento y la lealtad de muchos. Y esta vez parece que van en serio.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario