Huelga en Diario de Cádiz

A los periodistas de Diario de Cádiz no les ha quedado más remedio que ir a la huelga. Sabéis lo que pienso de las huelgas. Nunca las he hecho, respeto al que las hace y exigo el mismo respeto para mi. Sinceramente no solucionan mucho, casi nada, pero si evidencian mucho, casi todo. Para que me entiendan. Martínez de Salazar (ya incluso me niego a ponerle el Joly por delante), Fernández y el que no hace honor a su apellido van a seguir don ERE que ERE (como Paco Martínez Soria)  a lo suyo y el producto se va devaluar enormemente porque se van a cargar a un tercio de la plantilla. Pero sí me llama atención -y conociendo la casa o lo poco que va quedando de ella- que se haya llegado al límite extremo de una convocatoria de huelga. Han elaborado un slogan con los nombres de los 24 y la verdad es que me cuesta hasta leerlos. Pero la protesta me consta que va a tener un enorme eco en la opinión pública. Además, la convocatoria se hace coincidiendo con la famosa cumbre de Jefes de Estado. Precisamente ahí radica el mayor problema interno que tienen todos los que han respaldado la convocatoria. En la Cumbre de Jefes, pero no de estado, sino de secciones y redactores jefes, subdirectores…. Seguramente se van a encontrar con pocas adhesiones (no sé a lo mejor me equivoco pero la experiencia me dice una cosa bien distinta) y sus efectos se van a notar poco en el producto. Vamos, que el Diario va a salir. Con menos páginas, pero saldrá. Otra cosa sería una sorpresa monumental e inimaginable. Sé como funcionan estas cosas y solo hace falta que uno de los que le da al botón para mandar las planchas trabaje ese día. Y ni eso, porque con las tecnologías todo va rodado. El resto del trabajo se puede dejar hasta adelantado. Quizás en este caso puede que los que mandan se encuentren con dificultades añadidas porque precisamente estamos inmersos en otra jornada de huelga, en este caso contra el Jefe del Estado español (hasta ahí puedo leer, no entro en más profundidades que sabéis de sobra lo que pienso de la política).  Me cuentan que están haciendo verdaderas barbaridades en el Diario. En el anterior post ya conté la dramática situación que han vivido algunos de ellos que fueron despedidos en presencia de sus compañeros. Pero hay más. Se están ofreciendo 20 días por años trabajados. Sé de algunos que han realizado contraofertas muy respetables e incluso negociables. Pero me temo que no se van a bajar del burro. Me imagino que en esta tesitura los acuerdos amistosos tan necesarios van a ser muy complicados. Desde fuera solo puedo dar un consejo. Que sigan siendo valientes, que la vida sigue. Y muy importante. Cuando pase un tiempo y se tranquilicen que señalen con el dedo a los verdaderos culpables, que no se callen nada. Que se lo recuerden las veces que haga falta. Lo digo por experiencia propia. Ya sabéis que, en mi caso, no me echó el director general de LA VOZ que era el máximo representante de la empresa, me invitaron a marcharme Lalia González Santiago e Ignacio Moreno Bustamante (que al fin y al cabo también eran ya empresa) porque mi presencia ya no interesaba. Había protestado y pensaron que el que protesta pierde. Os aseguro que no. Y aunque no me gusten las huelgas hay que seguir peleando.

P.D. Ya sabéis que no me corto un pelo. Por eso puede parecer un poco contradictorio también que los periodistas anuncian una huelga coincidiendo con la Cumbre de Jefes de Estado. Lo digo porque en los periódicos no se suele informar mucho de las amenazas de huelga para no darle resuello a los cabecillas y mucho más cuando lo hacen en épocas clave para la ciudad. Sin embargo puede que el problema sea de los propios Jefes de Estado que tienen órdenes muy directas de arriba de no solidarizarse con los basureros, las mujeres de la limpieza… Y ahora puede que incluso con sus compañeros. Creo que se me ha entendido.

avatar

Acerca de Paco Márquez

Francisco José Márquez Ruiz, 40 años. Nacido el 9 de julio de 1973. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de Sevilla (promoción 1992-1997). Desde 1998 hasta 2004 trabajó en Diario de Cádiz en la sección de cierre, labor que complementó con la de redactor de los suplementos de Semana Santa a lo largo de los siete años de su desempeño profesional. Asimismo, entre 1998 y 1999 fue coordinador del suplemento comercial del citado periódico del grupo Joly. En agosto de 2004, coincidiendo con el aterrizaje de Vocento en Cádiz, entró a formar parte de la redacción de LA VOZ de Cádiz como responsable del cierre del rotativo. Asimismo asumió las tareas de coordinador de todas las publicaciones de Carnaval y Semana Santa del citado periódico hasta finales de marzo de 2012 y ejerció como colaborador de la sección de deportes. El 21 de marzo de 2012 las imposiciones dictatoriales del actual director de LA VOZ de Cádiz, Ignacio Moreno Bustamante, le obligaron a marcharse y ahora, después de escuchar el manido esto es lo que hay que hoy prima en los medios, busca nuevos rumbos.

Para estar siempre informado

Puedes conectar con Universo Gaditano y seguir siempre informado desde nuestros diferentes servicios web.

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario