La pegada amarilla basta para imponerse en el duelo provincial

Ocio/Cadiz Club de Futbol
El canario Airam de nuevo fue decisivo. Foto cedida por Delcadiz.es

El Cádiz añadió tres nuevos puntos a su casillero clasificatorio por la capacidad que tuvo el equipo de Raúl Agné de convertirse en el conjunto que hace del Ramón de Carranza un feudo casi inexpugnable. El de Mequinenza, en un gesto hacia la afición y en clara alusión a los comentarios que durante toda la semana lo tildaban de “amarrategui”, apostó de salida por Luque y el malagueño Perico en detrimento de Martins y Kike Márquez. Y la apuesta no le pudo salir mejor en los primeros quince minutos de partido.

Con un Perico en estado de gracia, un Juan Villar enchufado y un Airam Cabrera demostrando la clase que atesora, dieron a los capitalinos una victoria ante su público que hace olvidar el triste empate de la semana pasada en Córdoba.

A los 50 segundos ya mandaban los amarillos en el marcador con un tanto de Juan Villar tras un desajuste defensivo del equipo linense. El partido comenzaba como el día del Arroyo. El Cádiz se ponía muy pronto por delante en el marcador. Tras el uno a cero, los amarillos cedieron el terreno de juego y el balón y se dedicaron a acechar a la contra pero la Balompedica, no supo qué hacer con el esférico y así en el minuto 7, Kike López tuvo en sus botas el dos a cero pero no logró su objetivo. Este sin embargo no tardaría en llegar y a los once minutos el canario Airam Cabrera, con un toque sutil, logra superar por alto a Lolo Soler. Los amarillos se ponían antes del cuarto de hora de partido con un marcador que presagiaba una goleada.

La empresa de remontar dos goles en contra en los primeros minutos de partido ante un equipo de la seguridad defensiva de los amarillos, y además con mucho peligro a la contra, era harto complicado para los hombres de Rafa Escobar.

Pero el Cádiz después del dos a cero se relajó y dio vida a los del campo de Gibraltar entregando el balón y eso con un jugador como el albinegro Juampe sobre el tapete del Nuevo Ramón de Carranza era peligroso. Parecía que los de la Línea de la Concepción reaccionaban, y así en el minuto 28, Copi, ayudado por un resbalón del Alejandro acortaba distancias en el marcador. La parroquia amarilla se esperaba lo peor después de un buen inicio de partido donde los capitalinos parecían tener el partido controlado.

El gol en contra hizo que el Cádiz despertara. El conjunto amarillo volvía a hacerse con el control del esférico y tanto Perico como Luque se hacían dueños del centro del Campo. En el minuto 35, una contra del equipo cadista con cuatro jugadores locales para dos visitantes, es errada por Airam en el control en uno de los pocos fallos del canario durante estos primeros cuarenta y cinco minutos. En el minuto 39 el colegiado granadino Lopez Amaya, anulaba un gol por fuera de juego de nuevo a Airam Cabrera. El tercero se mascaba en el ambiente.

Así, en el minuto 43, de nuevo Airam, el mejor de la primera parte, era derribado dentro del área por Gallardo y el colegiado señalaba los once metros. La pena máxima es lanzada por el canario en lo que suponía su segundo gol de la tarde y el tres a uno en el marcador, resultado con el que se llegó al descanso en un partido donde el Cádiz fue muy superior a los campogribaltareños durante al menos treinta minutos de esta primera parte.

El Cádiz salió mucho mejor posicionado de la caseta en estos segundos cuarenta y cinco minutos. Los balonos por contra, con más corazón que cabeza, intentaban hacerse dueños del esferico he intentaban poner en apuros a la defensa cadista. Pese a que el equipo de Rafa Escobar es un buen equipo, parecía que hoy no tenía su día. Lo intentaron en el minuto 53 con una ocasión del omnipresente Copi que no llegó al remate en un balón que quedaba suelto. Raúl Agné dio entrada a Martins por el cordobés Luque para dar oxigeno al centro del campo cadista. Ambos conjuntos buscaban la portería rival pero sin acierto y el Cádiz se veía con los tres puntos en el zurrón.

La Balona veía pasar los minutos y empezaba a perder las esperanzas de puntuar en el estadio Carranza. No llegaban a las inmediaciones de Alejandro y cuando lo hacían como en el minuto 71 Sergio Ortiz, disparaba por encima del larguero sin peligro para el marco cadista.

El Cádiz muy seguro atrás supo encontrar el equilibrio en todas sus líneas para no dar pasos en falso y complicarse un partido que se sabía ganado. En el minuto 72, un desafortunado Kike López en la tarde de hoy, dejaba su lugar en el campo a Kike Márquez. Si los amarillos esperaban el final de los noventa minutos, la Balona lo deseaba porque no encontraba la forma de superar el centro del campo cadista y hacercarse con peligro al area defendida por Alejandro.

En los últimos diez minutos, el Cádiz más preocupado de guardarse las espaldas que de lanzarse a por el cuarto se limitó a no perder la pelota y controlar los escasos intentos de llegar al área del conjunto albinegro. El pitido final suponía tres puntos más en el casillero cadista en un partido que solo estuvo en el alero con el dos uno ante un rival serio del que se esperaba mucho mas. El Cádiz recortaba distancias con el líder Albacete que ahora está a solo cuatro puntos.

Los de Agné han convertido el Nuevo Estadio Ramón de Carranza en un feudo casi inconquistable por los rivales, ahora debe acompañarlo con buenos resultados lejos del puente Carranza y la primera oportunidad la tendrá el próximo fin de semana en tierras sanluqueñas en lo que será un nuevo derbi provincial.

3- CADIZ C.F. S.A.D.: Alejandro, Ceballos, Belforti (Dalmau Min. 6), Josete, Andrés Sánchez, Nafti, Luque (Martins Min. 56), Kike López (Kike Marquéz Min. 72), Perico, Juan Villar y Airam.

1- REAL BALOMPEDICA LINENSE: Lolo Soler, Palancar, Gallardo, Olmo, Carlos Guerra, Merino, Sergio Ortiz (Joe Min. 75), Chema Mato (Raúl Min. 61), Hugo Díaz (Samu Min. 47), Copi y Juampe.

GOLES: 1-0, 50 segundos de partido Juan Villar. 2-0 Min. 11 Airam Cabrera. 2-1 Min. 28 Copi. 3-1 Min. 43. Airam Cabrera de penalti.

ÁRBITRO: Juan Manuel López Amaya (Colegio Granadino) Mostró tarjeta amarilla a Jorge Luque en el Min. 54 por parte de los locales y a Carlos Guerra en el Min. 36 y a Copi en el Min. 48 por los visitantes.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada nº 13 de la Segunda División B Grupo IV disputado en el Nuevo Estadio Ramón de Carranza ante unos  6.000 espectadores. Duelo de rivalidad provincial.  Al final del partido se oyeron gritos a favor del entrenador del cadista por parte de un sector de la afición amarilla.