El Cádiz vuelve a la senda del triunfo

Ocio/Cadiz Club de Fútbol
Pese a la lluvia la afición volvió a estar junto a su equipo. Foto cedida por Del Cádiz.es

Existe una máxima que dice "No es más grande el que nunca falla, sino el que nunca se da por vencido". Con esta consigna en mente y tras la dolorosa e inesperada derrota de la última jornada en la barriada malagueña de El Palo, la afición amarilla a través de las RR.SS se puso de inmediato manos a la obra o en este caso al teclado, para convocar hoy (por ayer)  una caravana de apoyo al equipo y que estos sintiesen en los instantes previos al encuentro ante el Lucena C.F  que no estaban solos y que como siempre una vez más la afición estaría junto su equipo. Más aún cuando el Cádiz comenzaba el encuentro fuera de los puestos de play-off, tras la victoria del Guadalajara ante el colista Écija por cinco goles a uno. Por lo que la victoria era obligatoria, pero la climatología no acompaño.

Al grito de “Ese Cádiz, Oe” de los escasos aficionados (alrededor de 3.500-4.000 espectadores) que se dieron cita en el Estadio Carranza, saltaba al terreno de juego el equipo hasta el momento entrenado por Raúl Agné.

El aragonés volvió, como ya nos suele tener acostumbrados cuando juega de local, a apostar por un conjunto mucho más ofensivo. Y es que a estas alturas al de Mequinenza no le queda otra.

Aferrado al cargo gracias a los administradores concursales y con una afición que no desea su continuidad, el míster maño, dio la responsabilidad de solventar el encuentro y sumar estos importantísimos tres puntos ante un rival directo por la cuarta plaza a Sergio Aragonés en portería, la defensa, compuesta por  Ceballos y Josete en las bandas quedando el centro de la zaga para Tena y Fran Pérez. En la zona de creación Luque y Martins y en los costados Kike Márquez en la derecha y Migue García en la izquierda acompañaban al onubense Juan Villar y al tinerfeño Airam Cabrera.

Por su parte el conjunto cordobés entrenado por Falete, llegaba a Carranza en plena racha de resultados. Con tres victorias seguidas y una dinámica ascendente que le ha encumbrado a meterse de lleno en la lucha por los puestos que dan derecho a jugar al final de temporada los play-off de ascenso, los celestes no lo iban a poner fácil, como así sucedió desde los minutos iniciales del encuentro.

Los locales, con más intensidad y seguridad con el balón pese al estado del terreno de juego por la incesante lluvia caída durante toda la jornada sobre la capital gaditana, comenzaban a imprimir más fuerza a cada una de sus acciones. Por el contrario el Lucena, con una defensa muy  adelantada, presionaba muy arriba a los amarillos lo que hacía que tanto Luque como Martins se viesen en serias dificultades para conectar tanto con Villar como con Cabrera.

Si al entramado defensivo que monto Falete le unimos la gran preparación física del conjunto cordobés, el Cádiz se las veia y las deseaba para crear alguna ocasión de gol en este primer cuarto de hora de partido.

Excesiva precipitación en los cadistas donde el único que ponía algo de pausa y sentido en el juego era el de siempre, Jorque Luque pero el cordobés  no encontraba con quien asociarse. Pocas ocasiones por no decir ninguna en esta primera media hora de encuentro. Lo de siempre mucha posesión pero escasa verticalidad.

A medida que transcurría la primera mitad, el Cádiz se fue desinflando y el Lucena comenzó a adueñarse del esférico. El partido era un tedio tanto en uno como en otro conjunto. Esto empezó a impacientar a la afición cadista que ya se conocía la película.

En un partido tan aburrido y con tantas impresiones tan solo en un error de cualquiera de ambas escuadras podía llegar el gol. Y así fue, en un fallo garrafal de los lucentinos que se hacen un lio en defensa, es aprovechado por Juan Villar que centra desde la banda derecha y Airam Cabrera en boca de gol subía el uno a cero al electrónico.

En la primera ocasión de los amarillos, el conjunto de Agné se ponía por delante en el marcador. Habían tenido que pasar treinta y siete minutos para que el Cádiz perforase la meta defendida por José Ramón.  

Tras el gol, el Cádiz se viene arriba y comienza a crear mucho más peligro. Con jugadas trenzadas y con un Jorge Luque inspirado, a punto estuvo de llegar el segundo. En un pase interior del cordobés sobre Juan Villar este no logra conectar con su pierna buena y la ocasión termina en las manos del guardameta lucentino.

De esta forma llegábamos al descanso de un mal partido tanto por los locales como por los visitantes y que solo un error propiciaba que hasta el momento el equipo de Agné llevase ventaja en el marcador.

Tras la reanudación, Falete se vio obligado a adelantar líneas, ya que durante los primeros cuarenta y cinco minutos los celestes  no inquietaron la meta defendida por Sergio Aragoneses. El equipo lucentino intentaba una reación que no llegaba. El ex cadista Gato entro en el terreno de juego para ser el revulsivo que esperaba el técnico visitante, pero no dio el resultado espera por fortuna para los locales

A las imprecisiones de uno y de otro conjunto se unió un fuerte aguacero acompañado de un viento racheado que hacía que el control del balón fuese mucho más complicado.

Al igual que ocurriese en los minutos finales de la primera parte, Airam Cabrera estuvo a punto de aprovechar otro error de la zaga visitante y con la portería vacía  no logra marcar lo que hubiese sido el gol de la tranquilidad para la escuadra amarilla.

Durante los primeros quince minutos de esta segunda mitad asistimos a los mejores minutos de juego de los cadistas. Pese a la lluvia, el estado del terreno aguantaba y el Cádiz imprimía una marcha mas al partido. Más rapidez en las transiciones que propiciaban alguna que otra ocasión como un disparo lejano de Juan Villar que no encuentra los tres palos de la portería visitante.

El Cádiz continuaba con su dominio, pero no conseguía crear peligro. El Lucena por su parte se limitaba a realizar continuas faltas que cortaban el ritmo que intentaba imprimir el conjunto cadista y que contaba con la permisividad del colegiado.

A todo esto el aguacero incrementaba su intensidad y el esférico comenzaba a quedarse estancado al igual que el juego de ambos equipos. Hasta el momento lo mejor era el resultado. Al Lucena no le quedaba otra que ir a por el empate pero entre el estado del terreno de juego cada vez más impracticable y la nula creación del conjunto cordobés, el resultado parecía que no corría peligro. Pero después de las últimos resultados, pensar eso con el Cádiz de por medio y quedando diez minutos para el final, era mucho aventurar.

El Cádiz no realizaba un gran juego pero proseguía con su domino ante un inoperante equipo lucentino. En el minuto setenta  y tres es Luque el que está a punto de marcar en una gran jugada en ataque de los amarillos. El remate del cordobés lo despeja in extremis un defensa visitante.

El Cádiz comenzaba como en ocasiones precedentes a jugar con fuego y a estas alturas no era cuestión de regalar más puntos.

Pero el Lucena no era el conjunto que llegaba a Cádiz con una racha de resultados que por meritos propios lo habían aupado a la séptima plaza del grupo IV y no alarmaba a la defensa cadista.

Así el Cádiz prosiguió con su dominio y en una buena jugada de toda la avanzadilla cadista el colegiado señala una pena máxima en el minuto ochenta que Airam Cabrera pese a que el guardameta José Ramón logra adivinar la trayectoria del esférico no consigue impedir que el segundo tanto suba al marcador. El gol del tinerfeño era la sentencia a un partido donde lo mejor fueron los tres puntos.

Pese a no ser el mejor partido del Cádiz, el equipo amarillo volvió a recuperar sensaciones y puede que el encuentro de hoy sirva como punto de inflexión para comenzar una racha de resultados que al menos meta algo de presión a los que nos preceden en la tabla clasificatoria. El Próximo domingo ya espera el líder, una victoria en Lorca acercaría al equipo cadista algo más al objetivo final.

2– CADIZ C.F. S.A.D: Sergio Aragoneses, Ceballos, Fran Pérez, Tena, Josete (Garrido Min.74), Martins, Luque, Juan Villar, Kike Márquez, Migue García (Diego González Min. 90) y Airam Cabrera.

0- LUCENA F.C: José Ramón, Marcos Pérez (Sergio Rodríguez Min. 66), Obregón, Santa Cruz, Clavero, Ismael, Sarmiento, Pepe Díaz (Fran Min. 60), Javi Gómez, Jesús Lanza y Javi Salero (Gato Min. 46)

GOLES: 1-0, Min. 37, Airam Cabrera. 2-0, Min. 80, Airam Cabrera (De penalti).

ÁRBITRO: Moya Baena (Colegio andaluz) Mostro tarjetas amarillas a los locales  Kike Márquez (Min, 60) y Juan Villar (Min. 89)  y por parte visitante la vieron  Obregón (Min. 58) y Clavero (Min. 65)

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada vigésimo quinta del campeonato nacional de liga de Segunda División “B” en el Grupo IV. Muy poco  público en las gradas del Nuevo Estadio Carranza. En lo meteorológico, tarde desapacible con lluvia y frio que no acompaño en nada a la llamada que desde la RR.SS se hizo durante toda la semana para que el estadio capitalino presentara una excelente entrada que desgraciadamente no fue el posible y solo alrededor de unos 3.500-4000 espectadores se dieron cita en el recinto capitalino.