El Cádiz pierde en Sevilla ante un filial que no mereció tanto premio

Ocio/Cadiz Club de Fútbol
El filial hispalense derrota al Cádiz en una fría mañana

Después de una semana muy complicada en lo institucional marcada principalmente por la crisis económica y en una mañana muy fría en la capital andaluza, por fin el balón volvía a rodar.

Agné, ante la difícil situación deportiva del filial hispalense, apostó por un equipo netamente ofensivo. Con Luque, en detrimento de Nafti, junto a Mikel Martins en la zona de creación y Kike López y el malagueño Perico en los extremos que acompañaban a la dupla atacante formada por Airam Cabrera y el onubense Juan Villar máximo goleador del conjunto amarillo.

En la retaguardia y hasta los instantes previos al inicio del encuentro no lo tuvo claro el míster aragonés. Los problemas físicos que arrastraba Josete hacían que su participación en el choque matinal de hoy en Sevilla estuviese en el alero pero finalmente superó satisfactoriamente el calentamiento y fue de inicio de la partida. Sus acompañantes en la defensa como siempre, Fran Pérez y Belforti en la zona central y Ceballos en el lateral derecho.

El Cádiz tenía una clara opción de ser líder al final de la jornada de hoy si se daban una serie de resultados, por lo que desde un principio salió claramente a por los tres puntos en disputa. Muy serios en defensa, con Luque y Mikel Martins haciéndose dueños del centro del campo y los laterales muy abiertos, el Cádiz proponía la elaboración en estos primeros minutos frente al juego directo. Seguro que el hecho de que el Sevilla Atlético decidiera desde un principio esperar en su campo en busca de una contra letal, ha ayudado al técnico de Mequinenza a elegir este plan para enfrentarse en la matinal de hoy domingo al filial sevillano.

Muy pocas ocasiones en los primeros minutos de partido. No obstante, fue el conjunto sevillista el que primero avisó cuando Carlos Fernández casi llega a un pase de la muerte que había enviado el lateral Modesto. Susto. Por fortuna la jugada quedo solo en eso, en un sobresalto para la defensa cadista y no tuvo mayor consecuencia en el marcador.

El Cádiz tocaba sin demasiada profundidad y no mostraba la misma verticalidad que cuando juega como local. Mientras el Sevilla Atlético tapaba huecos y esperaba su oportunidad.

A los veinte minutos, los que tardó Juan Villar en ponerse serio, el onubense con su pierna zurda casi sube el primero al electrónico de la ciudad deportiva Ramón Cisneros Palacios.

Todo cambio a la media hora en un saque de esquina al que David Soria responde de forma espectacular a un testarazo de Martins. El cancerbero sevillista saca una mano prodigiosa cuando los aficionados cadistas celebraban el primero de su equipo. Parecía como si esta ocasión fuese el pistoletazo de salida para que el Cádiz se comiese literalmente a los jóvenes del filial blanquirojo. Los dos equipos sabían muy bien lo que tenían que hacer. Agné seguía el mismo guión que suele utilizar en los desplazamientos fuera de Carranza: equipo junto, ordenado, sin tomar ningún tipo de riesgo y esperando su oportunidad para hacer gol.

De este modo en el minuto veintisiete, Juan Villar en funciones de media punta, abre para Airam Cabrera que dispara y su lanzamiento sale rozando el palo de la portería sevillista. A renglón seguido y sin tiempo para saborear la ocasión, de nuevo Cabrera, en la oportunidad más clara en esta primera media hora de encuentro, estrella el balón en el poste izquierdo de la portería defendida por Soria en una jugada donde el onubense con el que cada vez se entiende mejor, le dejaba el balón de cabeza para que el tinerfeño enganchara un disparo que casi supone el primero en el casillero amarillo.

El Cádiz asediaba al filial sevillano. Los de Ramón Tejada no habían tirado a puerta y era cuestión de tiempo que el equipo gaditano se adelantara en el marcador.

Los últimos minutos de la primera parte fueron los mejores del equipo cadista. Presionando a su rival en su propio campo y animado por las acciones de Airam Cabrera y Villar, los pupilos de Agné desarrollaban un futbol que a todas luces era de lo mejorcito de la temporada a domicilio. Pero como lo que importa en esto del futbol es el gol y este no llegaba, el pitido final del árbitro ponía el epilogo a una primera parte donde los del Ramón de Carranza habían sido merecedores de ir ganando por más de un gol de diferencia ante un filial que no había lanzado ni una sola vez entre los tres palos de la portería defendida por Alejandro.

Los de Agné retomaron la segunda mitad con los mismos planteamientos con que iniciaron el partido, mandando en el centro del campo y arrinconando a los de Tejada en su parcela. El Cádiz presionaba a su rival y el Sevilla agazapado esperaba su momento. Y este pudo llegar en el minuto cincuenta y uno cuando un mano a mano entre Carlos Fernández y el meta Alejandro que este último salva en lo que hasta el momento era la más clara y única oportunidad local en todo lo que llevábamos de encuentro.

La comodidad en tres cuartos de campo del Cádiz no se traducía en ocasiones de gol. Además durante estos primeros minutos de la segunda mitad, los amarillos concedían más ocasiones de gol. Así en el minuto cincuenta y cinco en un error desafortunado de Belforti, es aprovechado por Carlos Fernández, el mejor de los sevillanos en la mañana de hoy, para marcar el primer gol y poner por delante al filial hispalense. Inmerecidamente el Sevilla Atlético se adelantaba en el marcador.

Agné, ante el giro inesperado que había tomado el partido, decidió dar entrada a Gato y sentar en el banquillo a un desafortunado Perico.  Dándole la razón al técnico, Gato en la primera jugada en la que intervino casi consigue el empate.

El Cádiz inexplicablemente estaba a merced de un conjunto sevillista que prácticamente no había existido durante los primeros cuarenta y cinco minutos. El conjunto amarillo no reaccionaba. El gol había dejado muy tocado a los pupilos de Agné que tenían algo menos de media hora para dar la vuelta al marcador.

El Cádiz no merecía ir por detrás en el marcador y como hiciera el hoy internacional sevillista Alberto Moreno hace dos temporadas, el cordobés Luque empata el partido con un gol olímpico en lo que era el inicio de la reacción cadista.

Acto seguido de nuevo en una jugada de Gato, que había revolucionado el encuentro desde su inclusión en el mismo, cede el balón a Villar que casi está a punto de dar la vuelta al marcador. El Sevilla Atlético dio un paso atrás y cedió terreno a los gaditanos. El partido era de ida y vuelta. Los amarillos iban a por los tres puntos y el Sevilla tenía que multiplicarse ante las acometidas de los visitantes que buscaban la portería contraria para decantar el partido a su favor. Pero el Cádiz no podía menospreciar las contras de los sevillistas que eran cuando menos inquietantes sin llegar a ser muy peligrosas.

Así las cosas, en un córner en el minuto ochenta y uno, Fall tiene que evitar el dos a uno cuando Alejandro estaba totalmente batido. El campo de la ciudad deportiva del Sevilla del que el Cádiz no guardaba muy buen recuerdo volvía a cruzarse en el camino del conjunto cadista cuando solo dos minutos después Moi en un centro al área, le gana la partida a Ceballos en el segundo palo y pone en ventaja a los locales. El Cádiz perdía a falta de siete minutos para el final.

La entrada de Fall para dar más consistencia al centro del campo había ocasionado todo lo contrario. Luque adelantaba su posición y el Cádiz perdía el control de la medular. Aún así en el minuto ochenta y cinco Gato la tuvo pero estrello el balón en el larguero y solo tres minutos más tarde, es Juan Villar el que la tiene en sus botas pero su disparo cruzado se pasea por la línea de gol.

Hasta el final los sevillistas se limitaron a perder tiempo intentando que no se volviese a jugar. El conjunto cadista veía como se le marchaban tres puntos en un partido que claramente mereció ganar en una primera parte donde perdono y al final termino pagándolo demasiado caro.

No sabemos si las circunstancias extradeportivas habrán influido en los hombres de Agné, parece que no por lo mostrado en los primeros cuarenta y cinco minutos de hoy, pero sin duda que la tranquilidad institucional tiene que regresar cuanto antes a una entidad que debe y tiene la obligación de ascender esta temporada si no quiere ver como los peores presagios se hacen realidad. Esperemos que todo se solucione tanto por el bien de la entidad amarilla como por su afición que no tiene la menor culpa de los problemas de Muñoz, Sinergy, De Bono, Gaucci y compañía.

2 – SEVILLA ATLETICO: David Soria, Modesto, Moi, Garrido, Israel Puerto, Luismi, Cotán (Joaquín Min. 81), Nahuel, Carlos Fernández, Alex Rubio y Jony (Gil Min. 75).

1- CÁDIZ C.F. S.A.D: Alejandro, Ceballos, Belforti, Fran Pérez, Josete (Dalmau Min. 87), Mike Martins, Luque, Kike López (Fall Min. 74), Perico (Gato Min. 57), Villar y Airam Cabrera.

GOLES: 1-0, Min. 55, Carlos Fernández; 1-1, Min. 65, Luque; 2-1, Min. 83, Moi.

ÁRBITRO: Rubén Jiménez González (Colegio Canario). Mostró tarjeta amarilla a los locales Modesto (Min. 9) y a Cotán (Min. 37) por los visitantes vio la cartulina amarilla Airam Cabrera (Min. 60).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada nº 16 del Grupo IV de la Segunda División B disputado en la matinal de este primer día del mes de diciembre de 2013 en la ciudad deportiva Ramón Cisneros Palacios de la capital hispalense. Unos 300 aficionados cadistas acompañaron al equipo en este desplazamiento a la capital andaluza en una muy fría y ventosa mañana.