'X-Men: Days of Future Past' , ni tanto ni tan poco

Cine/Críticas
Carátula del film

Título original: X-Men: Days of Future Past

Año: 2014

Duración: 130 min.

País: Estados Unidos

Director: Bryan Singer

Guión: Simon Kinberg (Historia: Simon Kinberg, Matthew Vaughn, Jane Goldman)

Música: John Ottman

Fotografía: Newton Thomas Sigel

Reparto: Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Ellen Page, Shawn Ashmore, Omar Sy, Peter Dinklage, Evan Peters, Halle Berry, Lucas Till, Daniel Cudmore, Booboo Stewart, Bingbing Fan, Adan Canto, Josh Helman, Larry Day, Amelia Giovanni, Gregg Lowe, Evan Jonigkeit, Mark Camacho, Laurence Belcher, Morgan Lily, Brian Cox, Famke Janssen, Anna Paquin, James Marsden, Kelsey Grammer, Brendan Pedder

Productora: 20th Century Fox / Marvel / Bad Hat Harry Productions

Género: Ciencia ficción. Fantástico. Acción | Superhéroes. Cómic. Marvel Comics. Secuela

CRÍTICA

Una mina de oro; así de sencillo. Dudo mucho que en el año 2000, la 20th Century Fox y Bryan Singer fueran conscientes del fenómeno mundial cuyo génesis estaban a punto de presenciar.

En un principio, se trataba sólo de otra adaptación de personajes de cómic con unos retoques para adaptarlos a la gran pantalla. Esperaban una buena taquilla, es cierto. Pero jamás se les pasó por la cabeza que fueran a recaudar casi 300 millones de dólares en un periodo de tiempo realmente corto.

Sumando las cifras de la trilogía inicial y la de las cuatro películas, incluyendo la presente, resulta que estos seres con extraños poderes, han recaudado más de 2.000 millones de dólares (y lo que les queda). ‘

‘X-Men: Days of Future Past‘ comienza ubicándonos en un futuro triste y poco prometedor  en el que Sombra, Cíclope, Logan y el resto del grupo que compusieron la trilogía original, viven situaciones difíciles, desarrolladas en el tiempo presente o en el futuro. Un argumento que recuerda un poco al del mítico Terminator, que también vino del futuro para ‘salvarnos’. 

Pero son solo menudencias, pues la película se asienta en un guión cuidado y trabajado, en el que, además se nota la mano de Bryan Singer, uno de los directores que mejor puede manejar un elenco con estrellas de gran magnitud. Ya se sabe,  donde se juntan actores y actrices reconocidos/as la vanidad, los celos o la simple competencia puede provocar que salte la chispa que dinamite la película.

El desarrollo del filme, el esperado; muy dinámica, con tremendas escenas de acción y trepidantes persecuciones. El guionista ha hecho un buen trabajo, consiguiendo un argumento que al menos no es una simple excusa para otros fines. Es coherente, una historia ideal para el cine, que nuevamente se surte de la Marvel, convertida ya en productora, para una de sus películas. 

Poco o nada más puedo decir. La taquilla, la prensa especializada, la televisión  y la crítica de todo el mundo se han encargado de hacer mi trabajo, por esta semana. Aunque creo que exageran un poco los que afirman que es la mejor de todas, mientras que sus detractores hacen lo contrario.

Ni tanto ni tan poco. In medio virtus