Rozalén regala un concierto lleno de emoción, magia y belleza

Ocio/Actividades
La cantante, junto a Bea

Desde antes de las 21:00 horas, en las puertas del Castillo Santa Catalina, aguarda una gran cola para acudir al concierto de la manchega Rozalén, que ha colgado el cartel de no hay billetes desde varios días atrás. Se han vendido todas las localidades para escuchar a una joven que gusta mucho y que está teniendo mucho éxito con su primer disco. 

Sobre las 22:15 horas comienza el concierto y el respetable acoge a la artista y sus músicos con una gran ovación y muchos aplausos. 

Ella aparece en el escenario acompañada de su inseparable amiga, Bea que es una intérprete en lengua de signos, que suele acompañarla prácticamente en todos sus conciertos, ambas se compenetran estupendamente haciendo un magnifico tándem como podremos observar a lo largo de todo el concierto. 

Ambas van de negro y con una flor roja en el pelo, detalle este característico de la artista. 

Tras la buena acogida, Rozalén y su compañera interpretarán el primer tema del disco que presentan y que lleva por título “Con derecho a…", la canción es la que encabeza el LP y se titula “80 veces”, tras su interpretación afirmará que está encantada de volver a Cádiz a un lugar tan bonito y en el que se siente muy bien acogida por parte del público. 

Afortunadamente la noche es apacible y cálida. Por fin se va notando que va llegando el verano, tras un mes de julio que ha sido más bien fresquito. 

Rozalén continuará el concierto con el tema “Susurros de Papel” y al finalizar presentará a sus tres músicos. 

Para interpretar el siguiente tema “Las Hadas Existen”, la artista pedirá que salgan varios niños/as a la escena, que le harán los coros a la perfección, es un momento del concierto entrañable y la artista agradece que los padres lleven a sus hijos/as a los conciertos. 

Tras ello, el público volverá a ovacionar a la artista, que comentará que poco a poco se le están pasando los nervios y agradece que hayamos comprado las entradas y que estén agotadas desde ya hace muchos días. El respetable aplaudirá de nuevo, así como a lo largo de todo el concierto. Se refleja en las caras de los espectadores que están disfrutando mucho, porque Rozalén, además de cantar, dialoga mucho y hace que el concierto sea mucho más que escuchar canciones. Nos transmite muchos sentimientos, además de ser muy divertida. 

Y así irá regalándonos todo el repertorio de su primer disco, hasta incluso en tono jocoso dirá que su inglés no es demasiado bueno pero va atreverse a realizar una versión en este idioma, además de cantar algunos temas que está componiendo para el que será su segundo disco. 

Posteriormente, llega un momento especial de la noche ya que le pide a un músico gaditano muy conocido que se suba al escenario para cantar un tema y ella le hace los coros. No es otro que Antonio Martínez Ares que interpretará “Soy músico”, tras ello el público ovacionará a los artistas. 

Después comentará que está muy agradecida con la acogida de su gira, además de emocionarse porque en los tiempos que corren con tanta crisis, a ella le ha llegado un momento bueno de su vida, ya que numerosas personas la siguen como comentará que le dice su madre. Se refleja la emoción de María Rozalén que incluso está a punto de derramar una lagrima de felicidad por lo que está viviendo. Incluso en un momento del concierto una fan le regalará una flor. 

Sobre las 23:40 horas finalizará el concierto.Tras los aplausos, Rozalén saldrá de nuevo al escenario para regalarnos varios temas más como colofón para este magnífico concierto. Cantará el tango de Gardel, titulado “Volver”, el público aplaudirá y ovacionará a la artista. 

Después numerosos fan le pedirán autógrafos. 

Ha sido un concierto lleno de magia, de belleza, de momentos humorísticos entre Rozalén y Bea, que ha interpretado de manera magistral las canciones en lengua de signos. Ha sido muy bonito y emocionante. En definitiva una noche mágica. 

Próximo concierto el 25 de agosto con Kepa Junkera.