El Príncipe Felipe, primera parada hacia el trono

Ocio/Cadiz Club de Fútbol
El último precedente no invita precisamente al optimismo

Llegó la hora de la verdad, la última de las ocho finales. Todo lo anterior puede no valer para nada. Se ha hablado mucho del término "final" desde que Antonio Calderón llegó al banquillo de Cádiz. Sin embargo, este partido de Cáceres es la final de verdad. También es evidente que para poder disputarla era necesario conseguir muy buenos resultados previos. Y los amarillos lo han logrado con el técnico gaditano dirigiendo sus huestes. Tanto es así que sirve un empate, todo un lujo y más teniendo en cuenta la situación que atravesaba el equipo hace ocho fechas. El Príncipe Felipe debe ser la primera parada hacia el trono que no es otro que el ansiado ascenso de categoría.

Una vez más la fiel infantería amarilla ha demostrado que lo suyo no tiene fondo. Han sido 20 autobuses pero bien saben los aficionados y los propietarios de 'Locos por el Balón' que podían haber sido más. Incluso ha habido seguidores dispuestos a llegar a un acuerdo con la sociedad que rige los destinos de la entidad para pagar a medias y lograr masificar todavía más el desplazamiento, pese al agravio comparativo que ello podía suponer. Nada importa, solo conseguir ese punto que otorgue el billete para el sorteo del lunes a las 16.30 horas en el sede de la Real Federación Española de Fútbol. Y en valentía, a esta gente no le gana nadie. En total más de 1.300 entradas vendidas en Carranza y el Cacereño "obligado" a abrir una grada que habitualmente permanece cerrada. Sin pecar de osados, a buen seguro que habrá más aficionados cadistas que locales en el estadio con nombre monárquico.

En lo deportivo, Antonio Calderón cuenta con dos bajas confirmadas para este trascendental choque. Por un lado, la de Jorge López, que continúa con sus molestias musculares, y, por otro, la del lateral izquierdo Tomás, que está viviendo una pesadilla más grande casi que el hecho de estar Segunda B. El resto de la plantilla se encuentra a disposición del técnico incluido Sergio Aragoneses completamente restablecido de su lesión. Lo más destacado de la semana ha sido el buen rendimiento en los entrenamientos de Perico, un extraordinario refuerzo para lo que se avecina. Y quizás lo que es más importante. Todos enchufados lo que aporta tranquilidad al inquilino del banquillo que ha sabido concienciar a todos y cada uno de los profesionales de la importancia que tiene para el club el ascenso de categoría. Eso, a estas alturas de la temporada es un factor clave.  

Enfrente, un Cacereño que ya lanzó un aviso para navegantes en boca de su consejero delegado. No van a poner las cosas fáciles. Se juegan su presencia en la próxima Copa del Rey (debe ser un estímulo por aquello del nombre del estadio) y saldrán a por los tres puntos. No sabemos si con la misma intensidad que hace dos semanas frente al Guadalajara. El caso es que se trata de un rival complicado que hace siete días ofreció un recital de goles en el Iberoamericano de Bahía Sur. Sin olvidarnos que ha sido el único equipo capaz de ganar en el remozado estadio amarillo en la presente temporada. Toca hacer los deberes para no estar pendientes de los transistores. Lo que ocurra en el Pedró Escartín o en Cartagonova debe ser secundario porque en esta pelea siempre es bueno depender de sí mismos. No se puede fallar porque de lo contrario ya sabemos la experiencia reciente cuando hay que encomendarse a otros resultados. 

Ficha del partido

Cacereño-Cádiz. Encuentro correspondiente a la 38ª jornada del Campeonato Nacional de Liga del Grupo IV de Segunda División B. Estadio Príncipe Felipe. 18 horas.

Alineaciones probables:

Cacereño: Vargas; Palero, Toni Sánchez, Gonzalo, Mejías; Checa, Elías; Raúl Medina, Carlos Valverde, Jairo Álvarez y Aaron

Cádiz: Ricky Alonso; Ceballos, Fran Pérez, Josete, Andrés Sánchez; Martins, Luque; Kike Márquez, Migue García, Juan Villar y Airam Cabrera

Árbitro: Areces Franco (Colegio Asturiano)