La polivalencia de Manuel Carrasco hace vibrar el entorno de La Caleta

Ocio/Actividades
El cantante onubense

Sobre las 21:30 horas, la playa de la Caleta se convierte, una semana más, en un maravilloso reclamo. Después del concierto de David Bisbal, en esta ocasión toca disfrutar de otro andaluz de pro que celebra sus diez años en los escenarios, el onubense, Manuel Carrasco.  

El castillo San Sebastián poco a poco se irá llenando, hace muy buena noche y en el cielo se pueden observar algunas estrellas. 

Sobre las 22:45 horas saldrán los músicos al escenario y se escuchan varios fragmentos de algunas de las canciones  mas emblemáticas del artista que poco después aparecerá, el público lo recibirá con un gran aplauso. 

Manuel saldrá a escena con su atuendo habitual compuesto por vaqueros, camisa y chaleco.

Después de su primera interpretación exclamará bien alto "que viva mi Cádiz" y casi sin descanso comenzará a pegar saltos e interpretará su segundo tema que lleva por título “Otoño, octubre”. A continuación dará las buenas noches y confirmará que está muy contento de estar en Cádiz. Comentará que va a ser una noche mágica e invita a dejarnos llevar por su música. 

Y así irá desgranando durante toda la noche su amplio repertorio con canciones más movidas y otras más lentas, sonarán títulos como “Prefiero seguir presente”, “Mujer de las mil batallas”, “Ámame otra vez”, “No dejes de soñar” y un largo etc., se ve que el artista está disfrutando en el escenario y en muchas ocasiones no para de dar saltos, junto con un público emocionado que le sigue a la par. Las caras del respetable denotan satisfacción.

Habrá momentos también más íntimos en los que el cantautor sólo estará acompañado de su guitarra y de los magistrales acordes de un violín sublime que es acariciado por el músico sevillano Joaquín Calderón. Sin duda, delicias para los oídos al escuchar esos acordes. 

Sobre las 12:40 horas finalizará el concierto. Más de dos horas de buena música, de momentos auténticamente gaditanos y carnavaleros, como por ejemplo el himno del Cádiz, que en su día compusiera el chirigotero Manolito Santander. También hubo algunos apuntes flamencos. El onubense se despidió con las siguientes palabras:

“Gracias por esta maravillosa noche

Gracias por haber venido

Que ganitas de volver” …

Y con un guiño de nuevo carnavalero: “Ya me voy pa la viña, ya te digo hasta luego, ya se van las viudas….”, nos dejará Manuel con un buen sabor de boca. 

La próxima cita, 1 de agosto con Miguel Poveda.