Poco que ganar y mucho que perder en Hospitalet

Ocio/Cadiz Club de Fútbol
El resultado del partido de ida dejó las espadas en todo lo alto

Cuando el universo tenístico afronta el comienzo de Roland Garros, el segundo Gran Slam de la temporada, el cadismo se enfrenta a su primer macht-ball, su primer todo a nada a más de mil kilómetros de la Tacita de Plata. Cuando el reloj avance inexorablemente hacia las dos de la tarde (esto si no hay prórroga), se estará celebrando el pase a la segunda del play-off o se habrá despedido definitivamente la temporada. En el fondo hay poco que ganar porque todavía quedarían dos eliminatorias más. Eso sí en caso de perder, la centenaria entidad amarilla se vería abocada a permanecer una temporada más en Segunda División B, la quinta consecutiva. La travesía en el desierto comenzaría a aproximarse a esos once años de triste recuerdo en la historia.

Calderón ha sido el primero en enarbolar la bandera del optimismo. No le falta razón al técnico cadista. Los números casi que le dan la razón. A los equipos locales les cuesta un mundo ganar los partidos en casa en estos enfrentamientos fratricidas. Como muestra un botón ya que solo el Nastic de Tarragona fue capaz de hacerlo la pasada semana. El resto, empates o victorias visitantes. Además en el caso del Cádiz cuenta con la pequeña ventaja de no haber recibido un solo gol en Carranza. El propio Calderón incidía en la importancia de jugar la vuelta fuera de casa. Ya se sabe que, pese al embrujo de la hinchada, los últimos ascensos se han conseguido siempre cruzando el Puente. Y esta vez solo se puede lograr de esa manera.

En el apartado deportivo, Andrés Sánchez continúa siendo el gran quebradero de cabeza para todos. El lateral procedente del Melilla ha completado una semana medianamente normal de trabajo pero será duda hasta prácticamente última hora. A este contratiempo se unen los problemas de Josete, su sustituto en el choque de hace siete días que también ha estado entre algodones durante algunos días. Si bien su situación preocupa menos. De la evolución de ambos, especialmente del primero, va a depender sin duda la configuración de la defensa. Se apurará para tratar de contar con Sánchez cuya ausencia se echó en falta en el choque de ida por la profundidad que aporta en el lateral. De mediocampo hacia arriba toda la artillería disponible para tratar de perforar la meta catalana y obligar al adversario a marcar dos goles. El único miedo quizás sea el césped artificial que ha propiciado que el cuadro barcelonés cuente con excelentes números en su feudo sobre todo desde la llegada de Kiko Ramírez al banquillo. Diez victorias en los últimos once partidos así lo avalan.

Finalmente no habrá marea amarilla en Hospitalet. No se le puede pedir más a esta infantería. Se especula mucho con los factores que han podido provocar que el fiel seguidor no haya cubierto las plazas de autobús ofertadas por el club. Una de ellas es que se ha instalado un cierto desánimo después de la disputa del encuentro de ida. Evidentemente, el Hospitalet no tiene nada que ver con los rivales que han pasado por el remozado estadio amarillo durante la temporada regular. Un equipo compacto y con velocidad arriba que ya puso las cosas complicadas en la ida. Habrá que esperar la disposición con la que afrontan este envite en su propio estadio porque han demostrado que arriba tienen veneno y pueden eliminar a los amarillos. En ese caso tocará esperar. Aunque según Locos por el Balón todo está atado para arrancar de cero la temporada próxima y no hay motivos para la alarma. Pero puestos a esperar esperemos seguir soñando en este 25 de mayo.

Ficha del partido

Hospitalet-Cádiz. Partido de vuelta correspondiente al play-off de ascenso a la Liga Adelante. Estadio Feixa Llarga. 12 horas.

Alineaciones probables:

Hospitalet: Craviotto; Hammuch, Viale, Moyano, Valentín; Viale, Pirulo; Haro, Pol, Ariday y Provencio

Cádiz: Sergio Aragoneses; Ceballos, Fran Pérez, Tena, Andrés Sánchez; Martins, Luque; Juan Villar, Migue García, Dioni y Airam Cabrera

Árbitro: González González (Colegio balear)