'El heredero del diablo', una deficiente película de terror

Cine/Críticas
La carátula del film

Título original: Devil's Due

Año: 2014

Duración: 89 min.

País: Estados Unidos

Director:  Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett

Guión: Lindsay Devlin, Zoe Green

Fotografía: Justin Martinez 

Reparto:  Zach Gilford, Allison Miller, Robert Belushi, Kurt Krause, Steffie Grote, Sam Anderson, Sloane Coe, Joseph Fischer, Griff Furst, Catherine Kresge, Douglas M. Griffin, Odessa Sykes, Aimee Carrero, Madison Wolfe

Productora:  20th Century Fox Film Corporation / Davis Entertainment

Género: Terror | Sobrenatural. Posesiones/Exorcismos. Metraje encontrado

CRÍTICA

Evidentemente, en el cine, al igual que en la mayoría de las artes creativas, una misma película puede suscitar opiniones radicalmente opuestas entre los espectadores. La diversidad de opiniones contribuye a enriquecer al género, puesto que el debate entre unos y otros contribuyen a incorporar el cine a la vida cotidiana, convirtiéndose en parte del imaginario colectivo.

Es habitual encontrarnos con filmes de las llamadas productoras independientes, que con un presupuesto ínfimo cosechan excelentes resultados entre el público y la crítica, porque suelen salirse de los cánones que se han ocupado y preocupado de implantar y mantener los grandes estudios americanos.

Son como un soplo de aire fresco, aunque las afiladas garras de Hollywood, de manera sibilina y con mucha precaución, empiezan a controlar también estas pequeñas productoras, a las que mantienen el nombre y el logotipo para que los aficionados no las asocien con ellas. 

Uno de los géneros que lleva años experimentando un notable crecimiento es el denominado cine de Metraje Encontrado (también hay quien que lo llama Falso Documental). Estas películas se caracterizan por estar rodadas en primera persona. Paranormal activity o REC son ejemplos representativos de este subgénero, que gana adeptos día a día.

Particularmente, no me ha llamado nunca la atención este género; más bien tiendo a rehuir de él, entre otras cosas porque acabo mareado con los bruscos y constantes movimientos de cámara que de manera intencionada se exageran para dar mayor sensación de vídeo no profesional. ‘Cámara no estabilizada’, es el término que suele emplearse para referirse a este recurso. 

Mientras el argumento sea interesante, al menos se hacen soportables. Pero cuando el guión es absolutamente predecible, recurrente y una simple recopilación de tópicos, entran ganas de salir corriendo de la sala a los quince o veinte minutos.

Precisamente, la película que nos ocupa esta semana, ‘El heredero del diablo’ es una de esas producciones. Con un inicio prometedor, el filme va decayendo y haciéndose más lento, a medida que van sucediéndose los tópicos y los clichés manidos del género. Es como si hubieran cogido La semilla del Diablo, La profecía y El exorcista y los hubieran metido en una batidora, porque no  hace más que eso: intentar hacer una especie de collage cuyo resultado no es que se acerque, sino que sobrepasa con creces los límites de lo soportable y provoca la decepción en un espectador que va perdiendo la esperanza a medida que avanza el metraje. 

El heredero del Diablo pretende narrar la historia de un matrimonio de jóvenes recién casados  que descubren, al llegar del viaje de novios que su primer hijo ya está en camino. Al principio todo es ilusión, alegría y felicidad, pero a medida que va avanzado la gestación, la futura madre va sufriendo unos extraños cambios de carácter e incluso de aspecto físico.

En general, el ‘El heredero del Diablo’ no es más que una deficiente película de terror, carente de originalidad y que no se molesta siquiera en intentar aportar alguna innovación, por pequeña que sea. Aburrida (algún ronquido que otro se escuchó por la sala), monótona, soporífera y extremadamente predecible, es sin duda una de los peores filmes que he visto en los últimos tiempos.

Y les aseguro que no han sido pocos.