El Falla se rinde ante una entregada India Martínez

Ocio/Actividades
La cantante cordobesa

A pesar de ser jueves, mucho público en el Gran Teatro Falla para presenciar el concierto de la cordobesa India Martínez. El paraíso casi a reventar, sobre todo un público muy joven seguidor de la artista.  

Mientras se espera la llegada de la cantante, el respetable calienta el ambiente con sus aplausos. Aproximadamente a las 21:15 horas, India se presenta a escena, bellísima, con traje negro y sobre él un abrigo estilo musulmán con bordados, el pelo suelto y tacones de plataformas plateados.

Comienza con la canción que lleva por título “Mientras arde la llama” y le seguirá “La vida pasajera”, poco después se quitará el abrigo y dejará al descubierto su impresionante traje  negro con gran escote en la espalda y transparencias. La artista está radiante y con semblante contento dará las buenas noches Cádiz y comentará que "espera que sintamos cosas ahí a dentro", señalando el corazón, antes de continuar con su gran repertorio. 

Así le seguirán varias interpretaciones de este nuevo disco, hasta que llega la ocasión en la que India dejará el escenario para cambiarse de vestuario. Tras regresar observaremos que lleva una falda color rosa de vuelo y un cuerpo en negro. Y seguirá de nuevo con sus magistrales dotes de chorro de voz, incluso en varias ocasiones cantará a capela. La joven artista derrocha arte por todos los poros de su piel. El público aplaude complacido a una cordobesa entregada. 

Una vez se quita la falda, se quedará con legins, cuerpo y botas altas, todo el conjunto en negro, comentará que acaba de llegar de México, que le ha encantado y que además de otras cosas se ha traido un clásico sombrero mexicano que le colocará a la guitarra flamenca el gaditano Ricky Rivera. Posteriormente, hará un pequeño guiño a la ciudad de Mexico, cantando por rancheras.  

Fue una noche especial con más guiños puramente gaditanos. En primer lugar salió a las tablas del Falla el cuarteto del Morera. Hay que recordar la famosa "obsesión" que tenía Carlos Meni con la artista que incluso participó en una de sus parodias en el pasado COAC. Poco antes del final del concierto fue el turno de Jesús Bienvenido, que cantará junto con la cordobesa ataviado con el traje de la comparsa 'Los mendas lerendas'. 

También como no podía ser menos, guiño al flamenco, acompañando está vez a la artista el cajón del gaditano Javi Katumba, al igual que la guitarra flamenca del propio Ricky Rivera. 

Dos horas de concierto que ha dejado un buen sabor de boca a todos los congregados en el coliseo.