Clausura de la XI Escuela de Igualdad en el Parque Celestino Mutis

Ocio/Actividades
Actividad infantil

La Fundación Municipal de la Mujer del Ayuntamiento de Cádiz clausura el lunes, 2 de junio, a las 10.30 horas, en el auditorio de Costa Rica (Parque Celestino Mutis, en Astilleros) la XI edición de la Escuela de Igualdad que pone en marcha el Consistorio en los centros educativos de la ciudad para sensibilizar y concienciar sobre la igualdad de género a los niños de educación infantil de la ciudad.

En el curso escolar 2013/2014 han participado más de 700 niños de veintiún colegios: Adolfo de Castro, Gadir, Padre Villoslada, Tierno Galván, Josefina Pascual, Carola Ribed, Salle Mirandilla, San Rafael, Fermín Salvochea, María Milagrosa, San Vicente de Paúl, San Felipe, Campo del Sur, Reyes Católicos, Salesianos, Nuestra Señora del Carmen, Institución Provincial Gaditana, Argantonio, Santa Teresa, San Felipe Neri y Nuestra Señora de Lourdes.

Los colegios participantes asistirán en el auditorio de Costa rica a un espectáculo teatral y musical basado en los contenidos trabajados en clase. El Ayuntamiento entregará a cada colegio participante un diploma acreditativo.

Tras once ediciones de la Escuela de Igualdad casi 10.000 escolares han recibido educación en valores igualitarios e igualdad de sexos.

La Fundación Municipal de la Mujer tiene entre sus fines promover procesos de cambio de valores, pautas, actitudes y hábitos sociales negativos para avanzar en la efectiva igualdad entre mujeres y hombres. La Escuela de Igualdad es el reflejo de este objetivo, que se traduce en una apuesta por la educación en valores y en igualdad como factor de protección ante la discriminación por razón de sexo.

La Escuela de Igualdad es un programa específico diseñado para implementarse en las clases de 3º de Infantil con contenidos, metodología y materiales adaptados pedagógicamente al estadio cognitivo del alumnado.

A través de la danza, el teatro, los cuentos y el dibujo el Ayuntamiento trata de concienciar acerca de que las diferencias sexuales no impidan realizar las mismas actividades a niñas y niños; los deportes, actividades y aficiones pueden ser disfrutadas sin sesgo de género; las emociones y sentimientos son experimentados tanto por niños como por niñas y las manos y las palabras pueden hacer daño o, por el contrario, ayudar a expresar sentimientos y hacer sentir bien.