El Cádiz se juega la temporada en 90 minutos

Ocio/Cadiz Club de Fútbol
Una cita que se antoja vital para los de Calderón

No va más. El Cádiz visita el domingo al Cartagena, ahora mismo en la tercera plaza y del que solo le separan dos puntos. A solo uno y justo por detrás de los gaditanos el C.D Guadalajara apura sus opciones de acceder a la cuarta plaza que le permita jugar unos playoff que este año están más caros que nunca. 

Un partido que vale media temporada o la temporada entera si me apuran. Toda una campaña de esfuerzo concentrada en 90 minutos. Probablemente estemos ante el encuentro más importante en la reciente historia cadista. Un tropiezo frente al conjunto departamental sumado a una victoria de los alcarreños frente al Cacereño pondría la cuarta plaza muy difícil para los pupilos de Antonio Calderón. 

Por lo tanto la cita del próximo domingo a las 12 del mediodía se antoja vital. Tras una magnifica campaña como local donde los amarillos han convertido el Estadio Ramón de Carranza en todo un fortín y una más que triste y penosa temporada a domicilio que obligó a Raúl Agné a hacer las maletas antes de tiempo, una nueva ventana hacia el ascenso se abre ante una plantilla que desde la llegada del míster gaditano ha sabido resarcirse y alcanzar la cuarta plaza, que al menos maquille algo el presente curso que con el rumbo que habían tomado los acontecimientos no hace muchas jornadas se presumía calamitoso. 

Que es la temporada más igualada en Segunda División B se corrobora cada jornada. El Cádiz es un claro ejemplo. Con tres victorias y un empate en las cuatro últimas jornadas, el conjunto amarillo aún no ha sido capaz de afianzar la cuarta plaza y tiene pisándole los talones a los blanquivioletas del Guadalajara.  Otro dato que corrobora lo que decimos es que el próximo rival de los gaditanos, el Cartagena,  ha pasado de estar no hace muchas fechas a seis puntos (jornada 31) a tener a estas alturas una exigua renta de solo dos con respecto a los amarillos. 

Así, en una tabla tan compacta, esta temporada se tendrá que mirar con lupa los enfrentamientos directos en los que de momento el Cádiz está empatado con el conjunto de Salvachua pero al que gana en la diferencia de goles. 

De todas maneras, la capacidad de la plantilla amarilla ha quedado demostrada en las últimas jornadas como se pudo comprobar en la victoria ante la Real Balompedica Linense en la que fue la primera de las finales a las que ha tenido que hacer frente el conjunto gaditano. 

Un grupo compacto que, con la llegada del nuevo entrenador, parece tener las ideas claras y que cuenta entre sus filas con futbolistas desequilibrantes. Un claro ejemplo de ello es el canario Airam Cabrera que con veintiún tantos mantiene un idilio con el gol del que esperemos tarde en despertar.  

Consciente de todo ello es el entrenador cadista Antonio Calderón que todas las semanas desde que llegó al cargo habla de ir partido a partido y de encarar cada encuentro como si de una final se tratase. Además ha sabido inculcar a sus jugadores un optimismo que, unido a la confianza, convicción, alegría, descaro, seguridad y competitividad hacen que la parroquia amarilla pueda estar más que esperanzada con respecto al partido del próximo domingo. 

Por todo ello, el Cádiz esta a setenta y dos horas de la cita más importante de la temporada. Frente al Cartagena se juega mucho más que tres puntos. Todo el trabajo del año y el futuro más inmediato del club están en liza. Un resultado que no sea la victoria, pensar que un empate puede ser suficiente no es la mejor forma de encarar el choque, dejaría al equipo gaditano fuera de los puestos de playoff, provocando un rotundo fracaso. Antonio Calderón y sus hombres son conscientes de ello y afrontan el partido desde la seguridad que dan los últimos resultados cosechados. 

Aunque importante, para el entrenador cadista el partido de la matinal del domingo no es decisivo y piensa que en las dos jornadas que quedarán tras el choque frente a los albinegros todavía pueden pasar muchas cosas. 

El Cádiz saltará al terreno de juego de Cartagonova con la intención de sumar los tres puntos en la sexta final que afrontan los amarillos desde la llegada del técnico gaditano al banquillo. Gestionar el partido cuando no se tenga la posesión del balón, estar concentrados  y aprovechar las oportunidades que se presenten serán claves para conseguir la victoria. Asimismo será muy importante que el juego ofensivo del conjunto amarillo tenga continuidad y que se finalicen las jugadas para no ceder contragolpes al equipo rival. Si algo podemos tener claro es que a diferencia de otras plantillas en pasados ejercicios, el actual plantel cadista tiene jugadores con muchas tablas y que seguro rendirán de forma excelente en el encuentro ante los hombres de García Tevenet. Sera un partido muy igualado donde los dos equipos intentarán con sus respectivas armas conseguir el objetivo que no es otro que meterse en la fase de ascenso a Segunda División. 

Como dejó dicho Antonio Calderón en su cuenta de Twitter al finalizar el choque frente al filial hispalense: “Sólo queremos mensajes positivos y de confianza. No tenemos tiempo que perder". Pues desde Universo Gaditano nos sumamos a ese deseo y estamos seguros que el próximo domingo a eso de las 14:00 horas la afición cadista estará celebrando una victoria de su equipo que lo acerque aún más al objetivo por el que lleva peleando la entidad amarilla desde hace varias temporadas y que no es otro que el ascenso de categoría.