Una chirigota que hipnotiza con los poderes de la frescura y la ilusión

Reportaje/Chirigota
La chirigota en su local de ensayo en la calle Plocia

A última hora de la tarde, paseando por la calle Plocia, te puedes adentrar en un lugar hipnótico, donde se escuchan compases clásicos, en voces frescas. "Es una fusión de estilos", comenta uno de los autores de la chirigota "Los Hipnotizadores", más pensado en aprovechar los recursos propios, antes de pensar en adentrarse en complicadas aventuras económicas. Esta es la idea que Mario del Valle quiere transmitir con su nueva chirigota que, aunque en principio no pensaba salir, "Geni Cheza (autor de música) me metió el veneno con su pasodoble". "En septiembre era una locura porque no había grupo, pero empecé a llamar a la gente", comenta entre risas un joven autor, pero con mucha experiencia en chirigotas. Como experiencia es también la que le sobra a Felipe Marín que, pese a que empezó un proyecto con amigos que no cuajó, cayó en las hipnóticas convicciones del grupo.

La intención del autor es buscar un grupo que estuviera "por desvirgar", carnavalescamente hablando, refiriéndose a la inocencia de "ir al teatro por el hecho de poner algo propio en escena", que por otra parte, "es muy complicado con la crisis". "Es volver a nuestro orígenes, en la forma de hacer carnaval", advirtiendo que la chirigota será low cost, "el grupo se hace su propio disfraz e iremos pintados al Falla por nosotros mismos".

El cuadro se complementa con Raúl ‘Piticlín’de coautor de música y la dirección musical de Cristian Oneto, destacando "el pasodoble que es una joya y el cuplé, aun siendo chirigotero, es muy bonito",según Marín. Del Valle considera que las aspiraciones principales del grupo es hacerse como tal "crear una cosa desde cero y subir codo con codo con todos; hace tiempo que no lo vivía porque en otras chirigotas ya lo tenía todo hecho".Marín avisa que "vamos de novatos, tenemos nuestros riesgos, pero va a hacer una chirigota que va a gustar y está dentro de lo que hoy en día quiera la gente".

Entre los componentes del grupo, la juventud es bien palpable. Sin embargo, hay gente con mucha experiencia, provenientes de la cantera y que ya han participado en chirigotas o coros adultos.