'El Teatro de Verano' de Ariza busca su sitio en el Carnaval de invierno

Ensayos/Coros
El coro, a punto de cumplir su sueño

Alejandro Ariza rebosa alegría y optimismo por los cuatros costados además de una valentía impropia de su edad. Tras recibir a Universo Gaditano nos suelta su primera declaración de intenciones: "Teníamos los componentes para empezar en juveniles salvo algunos que ya habíamos cumplido la edad reglamentaria y nos planteamos dar el salto a la categoría de adultos. En mi caso al no salir en 2013 Nandi Migueles me propuse sacar dos agrupaciones, una en juveniles y otra en adultos. He cogido el timón de la de adultos y he cedido el testigo de la de juveniles a Juan Alberto". Ariza se desenvuelve como pez en el agua en el universo del coro pese a parecer imberbe por su edad. A este respecto señala que "exigí tres cosas, la primera fue que la "camada" me siguiera, la segunda que los nuevos cantaran con un cierto nivel y la tercera lograr incorporar a gente con experiencia. Al final se han dado las tres situaciones y ahí estamos nerviosos esperando nuestro debut". Si les cuento los objetivos de ‘El Teatro de verano’ (que así se llama el coro) comprenderán porque digo que Ariza es valiente. El autor afirma que "vamos a ir a por el primero, yo voy a por todas. No voy a hacer a la gente gastarse un dinero para intentar no quedar el último. Yo siempre que me presento a un Concurso es para ganar. Soy de los que piensa que el Carnaval está amañado pero eso no me quita la posibilidad de pelear por lo máximo. Tampoco me llena hacer un coro solo para luchar por estar en cuartos, tengo un grupo de ganadores e iremos a por todas". Toda una declaración de intenciones. En relación a la calidad y composición del grupo sostiene que "no hemos hecho casting como otros coros. Me gustaría tener a 45 Antonio Carlos pero no puede ser. Eso sí valoro mucho el trabajo, que la persona que llega crea en el proyecto más allá de sus cualidades interpretativas y, por supuesto, la ilusión. Tampoco puedo exigir mucho cuando yo soy un simple aficionado". Asimismo Ariza considera que "llevamos un repertorio complicado, una idea muy original que nadie se espera y hemos reclutado a gente de Nandi, Valdés, Lamas, La Viña, Julio Pardo o Paco Mora". Finalmente, en relación al inmovilismo de la modalidad, el joven autor no se corta un pelo ya que a su juicio "no se valora objetivamente la calidad de los coros, los nombres pesan tanto como los autores e incluso como algunos componentes. Eso sí no se puede relacionar calidad con cantidad. Me alegro de que haya más coros, sin embargo creo que debe haberlos buenos, regulares y malos como en la Liga de Fútbol", sentencia.

 

Alejandro Ariza rebosa alegría y optimismo por los cuatros costados además de una valentía impropia de su edad. Tras recibir a Universo Gaditano nos suelta su primera declaración de intenciones: "Teníamos los componentes para empezar en juveniles salvo algunos que ya habíamos cumplido la edad reglamentaria y nos planteamos dar el salto a la categoría de adultos. En mi caso al no salir en 2013 Nandi Migueles me propuse sacar dos agrupaciones, una en juveniles y otra en adultos. He cogido el timón de la de adultos y he cedido el testigo de la de juveniles a Juan Alberto". Ariza se desenvuelve como pez en el agua en el universo del coro pese a parecer imberbe por su edad. A este respecto señala que "exigí tres cosas, la primera fue que la "camada" me siguiera, la segunda que los nuevos cantaran con un cierto nivel y la tercera lograr incorporar a gente con experiencia. Al final se han dado las tres situaciones y ahí estamos nerviosos esperando nuestro debut". Si les cuento los objetivos de ‘El Teatro de verano’ (que así se llama el coro) comprenderán porque digo que Ariza es valiente. El autor afirma que "vamos a ir a por el primero, yo voy a por todas. No voy a hacer a la gente gastarse un dinero para intentar no quedar el último. Yo siempre que me presento a un Concurso es para ganar. Soy de los que piensa que el Carnaval está amañado pero eso no me quita la posibilidad de pelear por lo máximo. Tampoco me llena hacer un coro para pelear por estar en cuartos, tengo un grupo de ganadores e iremos a por todas". Toda una declaración de intenciones. En relación a la calidad y composición del grupo sostiene que "no hemos hecho casting como otros coros. Me gustaría tener a 45 Antonio Carlos pero no puede ser. Eso sí valoro mucho el trabajo, que la persona que llega crea en el proyecto más allá de sus cualidades interpretativas y, por supuesto, la ilusión. Tampoco puedo exigir mucho cuando yo soy un simple aficionado". Asimismo Ariza considera que "llevamos un repertorio complicado, una idea muy original que nadie se espera y hemos reclutado a gente de Nandi, Valdés, Lamas, La Viña, Julio Pardo o Paco Mora". Finalmente, en relación al inmovilismo de la modalidad, el joven autor no se corta un pelo ya que a su juicio "no se valora objetivamente la calidad de los coros, los nombres pesan tanto como los autores e incluso como algunos componentes. Eso sí no se puede relacionar calidad con cantidad. Me alegro de que haya más coros, sin embargo creo que debe haberlos buenos, regulares y malos como en la Liga de Fútbol", sentencia.