'Los quintero' del Toté, una de las candidatas a dar el salto a semifinales

Carnaval/Concurso
El grupo, en el local de ensayo

Es una de las chirigotas que forman parte del pelotón de aspirantes a semifinales, condición que se ha ganado a pulso con el paso de los años. Lleva dos ediciones rondando esa tercera fase del certamen. En 2012 con 'Los de la custodia' y el año pasado con 'Los messsengers Z'. Para este 2014 se ha renovado bastante y ha confiado toda la responsabilidad de la autoría en Francisco José Fernández Díaz 'Toté', hijo del añorado Tojo, histórico comparsista de la década de los 80 y 90. Precisamente el autor desgrana para Universo Gaditano las claves de 'Los quintero', su nueva apuesta chirigotera para el próximo COAC.

-Nuevo año y nuevas ilusiones

-Estoy muy ilusionado la verdad. El grupo ha cambiado mucho y el proyecto es muy nuevo. Todo será mío porque así lo han querido ellos. Así que me he encargado de la música desde el primer momento

-¿Cómo surgió la idea?

-La idea la tenía yo pensada desde hacía mucho tiempo. Llevaba mucho tiempo meditándola, incluso pudimos haberla sacado con anterioridad.

-¿Es suya entonces?

-Sí se me ocurrió a mi. La presenté al grupo y tiramos para adelante definitivamente.

-No tardaron en decir el nombre ¿Lo tenían claro entonces?

-Tiene una explicación. Me comentaron que el nombre lo había anunciado Kike Remolino para una chirigota suya hacía dos años pero que después decidió cambiarlo. Pues con más razón para anunciarlo pronto.

-¿Qué se puede contar?

-Se puede contar poco lógicamente. La música del pasodoble será distinta. Se parecerá más a esas que hacía con el Yuyu.

-¿Muchas caras nuevas por lo que nos cuentan?

-Hasta ocho. Repiten muy pocos. Han entrado jóvenes que vienen mucha fuerza. El ambiente de los ensayos ha cambiado para mejor. Ha habido dos bajas por motivos laborales y alguna por decisión propia. Soy demasiado meticuloso con el tema del trabajo en los ensayos.

-¿Cómo valora las ausencias de este año?

-Ha pasado y seguirá pasando. Siempre hay alguna de las punteras que falta. Hay que verlo como una oportunidad para descubrir a las que se quedan. El Carnaval y el Concurso siempre tiene calidad esté la que esté.

-¿Alguna meta para el COAC 2014?

-Yo me paso todo el día trabajando y no tengo ninguna presión. A mí los ensayos me sirven para desconectar. Echo un buen rato y no me preocupo por nada más. Esa época de la tensión ya pasó. Solo intento pasar durante dos horas un rato de categoría.

-¿Hay dos huecos más lo que puede beneficiar?

-Eso nunca se sabe. A lo mejor esas chirigotas que faltan no hubiesen estado a la altura este año. O surge otra que viene pegando fuerte como pasó con el grupo del Lupo el año pasado. Todo es muy relativo.

-Baja el número de chirigotas y sube mucho el de comparsas ¿Es más fácil escribir de tristezas en época de crisis?

-La chirigota es más difícil que la comparsa. Hacer llorar es más fácil que hacer reír. Solo hay muy pocos grupos en la modalidad que son capaces de mantenerse en el candelero con el paso de los años.

-¿Qué nos dice del CIF?

-No lo conozco muy bien porque no estoy muy informado. Me falta tiempo para estar metido en estos berenjenales. No he querido meterme en profundidad a investigar el tema.