Elegancia y clasicismo en un autor que no cambia sus raíces porque son 'gloria bendita'

Carnaval/Concurso
Busto, uno de los autores gaditanos más reconocidos del universo carnavalesco

El sello clásico y la elegancia que caracteriza un soniquete de otro tiempo son las insignias que muestra una comparsa que no se ensaya, se consigue con los años. Este es el caso de la agrupación que este año presenta Antonio Busto, el gaditano que ha dejado la comparsa jerezana para volver a su tierra y hacerlo con gente “suya” y jóvenes copleros. Así, la comparsa ‘Gloria Bendita’ reúne gente muy variopinta. Una parte proviene del grupo que tan buen sabor de boca dejara en las tablas el Concurso pasado, ‘El Gavilán’. Teniendo a ‘Paquichi’ como director, un incombustible comparsista que ha salido con muchos de los clásicos y que este año tiene la posibilidad de estar acompañado por gente como Antonio Herrera, otro veterano, o el ‘Pati’, una de las octavillas más dulces frecuentes en comparsas de Martínez Ares, que regresa tras unos años de ausencia. En este sentido, también se hallan gente joven como Seba Pina en su debut en adultos y Luis Cardona, jerezano importado que le da un sello coplero al conjunto.

Para Antonio Busto esta es una nueva oportunidad para lograr aquel nivel que consiguiera en varias ocasiones. ‘Los Cholos del Altiplano’ o ‘Los Pimpis de Cádiz’ forman parte de una generación de principios de los ochenta, teniendo como principales protagonistas a los hermanos Catalanes. Final que alcanzó también en 1988 con 'Caña y Mimbre'. Ya en la época de los noventa, Busto fue autor de la potente comparsa de Jerez, llegando, incluso, a la Gran Final, con ‘Grumetes Gaditanos’. Todo un hito. De ese año, el autor recuerda de manera entrañable el pasodoble cantando a ETA, que tuvo un enorme impacto y fue más que aplaudido por el público presente. “Estaba tranquilo, porque sabía que había gustado, se había comentado el pasodoble incluso a nivel nacional”, comenta un melancólico Busto, “pero nunca me esperé esa reacción del público y mis niños estaban que no sabían qué hacer, se quitaban el sombrero y se lo volvían a colocar”. En esos años se encuadran comparsas como ‘El Duende de Cai’ o ‘La Herrería’.

Con los años, volvió a Cádiz y compuso para un grupo también de corte clásico, mucho de sus componente hoy están con él, llegando nuevamente a la Final en 2001, con ‘Mal de Amores’. Un tipo muy gaditano, como es el caso de este año. “Gloria Bendita es una expresión muy nuestra, que la utilizamos para todo, por eso será una comparsa muy gaditana”, destaca. Cuestionado sobre si realmente se entiende un grupo de corte clásico en el Carnaval de hoy día, el director de la comparsa resalta que “si hay chirigotas clásicas y modernas, por qué puede haber comparsas así”. Mientras, Antonio Busto, más pausado y con un ejemplo muy claro, narra que “si a un árbol le pegan un ‘rayazo’ en la corteza, posiblemente la savia, la raíz, lo vuelva a regenerar”. Sobran las explicaciones.