'Los dictadores', un coro con muchas cosas que decir de la democracia actual

Carnaval/Concurso
El grupo, en el local de ensayo

Se ha ganado por derecho propio el apelativo del coro más regular de los últimos años. No falta a una Final desde hace.... Ya sea con la pareja formada por Kiko Zamora y Faly Pastrana o con el segundo en solitario, pero lo único cierto es que es un fijo cada vez que el secretario pronuncia el manido 'En la ciudad de Cádiz' después de la última semifinal. Este año, además, va a ser difícil dejarlos fuera por aquello de que van de dictadores. Bromas aparte, un auténtico referente que vuelve con energías renovadas y sabiendo que los años pares no se dan precisamente malamente. Faly Pastrana resume sus sensaciones ante el inminente comienzo del Concurso

-Nuevo año y nuevas ilusiones

-Muy ilusionado. Ese sentimiento se renueva cada año. La verdad es que parece que cansa pero esa ilusión es la mayor fuerza. Tengo 57 años pero siempre conservo las mismas ganas. Experimento una regeneración o autogeneración afortunadamente.

-¿Cuántos años ya en el universo del tango?

-Empecé en La Viña en 1980 y hasta hoy. Son 35 años los que se cumplirán en este 2014. Ya son unos pocos y ha habido de todo. Una vida dedicada al Carnaval donde tengo a mis mejores amigos

-¿Cuándo y cómo surgió la idea?

-La verdad es que la tenía hace tiempo en el coco. Creo modestamente que en los últimos tiempos hemos hecho coros difícilmente superables y el listón que hemos dejado con 'Los tangueros' y 'El amanecer' ha sido muy grande. Pero dándole vueltas van saliendo cosas y tenía dos cosas en la cabeza para 2014 pero la otra idea no me convencía del todo. La de los dictadores se ajusta más a la seriedad de este coro. Entiéndase la seriedad de aquella manera porque estos no son serios ni debajo del agua. Para los tiempos que vivimos creo que el personaje puede dar mucho de sí.

-¿Se le ocurrió a usted?

-Sí se me ocurrío a mí. Pero yo juego con una ventaja. Mis hijos son muy carnavaleros y siempre se lo consulto todo. Me ofrecen su punto de vista, los riesgos que puedo correr....

-¿Nos puede contar algo?

-Este es un coro que se caracteriza por lo que decimos y no por cómo nos vestimos. Para la gente somos un coro valiente que no repara en decir lo que piensa. Somos un coro reinvidicativo y gustamos por eso con independencia del tipo que llevemos ese año. En este caso, un dictador tiene muchas cosas que decir de la democracia actual y será valiente. 

-¿Objetivos?

-Seguir siendo un coro importante. Todo el mundo sale a ganar. Tengo amigos en otros grupos y ya hay siete u ocho que me dicen que ellos llevan el mejor tango, el mejor tipo... Todos somos buenos. El objetivo es seguir estando en la brecha como Julio Pardo o Nandi Migueles o con gente que hace grandes cosas como Guimerá o Luis Rivero. Nuestro deseo es mantenernos. Luego la calle te da el primer premio de verdad.

-¿Cambios en el grupo?

-Yo todos los años hago algún cambio. Me gusta que entre savia nueva. Entre las incorporaciones aterriza Pepe Chulián que en 2013 estuvo con Los botones y dos bajos nuevos. Sale mi hijo Óscar y Fran Reyes también se ha venido con nosotros. En total cinco caras nuevas. A los que llegan solo puedo asegurarles que se lo van a pasar bien. 

-¿Cómo ve la modalidad?

-En general la veo fuerte. La gente siempre se queja de que año tras año entran los mismos pero no creo que sea así. Hay está el caso de Guimerá en 2013. Hay coros que trabajamos mucho y estamos en la brecha. A los demás les falta un poco de fuerza y por encima estamos los 5 o 6 que damos el callo. Luego viene un grupo de diez coros que son muy escuchables y los femeninos que están apretando como es el caso del de la hija de Julio en esa importante apuesta por la mujer. Sin olvidarnos del coro de Sevilla que escribe mi hijo que tambíén va mejorando. Luego están los que yo llamo juveniles que me gustan un poco menos y eso se nota en la calle. Tienen que abrir un hueco y desempeñar un papel importante en el futuro. Pero en líneas generales, la modalidad está reluciente y muy viva.

-¿Vuelve Nandi con lo que hay más competencia?

-Está bien que regrese. Los rivales estamos siendo permisivos con él y le dejamos que descanse. Pero a veces viene bien un parón. Yo lo comprendo. Los que peinamos canas pensamos ya más en el sofá que en el local de ensayo. Hay veces que quema mucho. Nandi lo tiene que hacer casi todo él y eso a veces quema.

-¿Es el CIF una medida dictatorial?

-Lo veo muy acertado. En varios Ayuntamientos de España se están viviendo situaciones desagradables. Igual que hay que hacer una Declaración de la Renta personal hay que hacerla con un grupo. Con lo que discrepo es con los pasos que se han dado porque ha cogido a mucha gente por sorpresa. Lo fácil es criticar pero la medida es legal.