La chirigota de Sevilla busca resarcirse con 'Los shunténticos shunguitos'

Carnaval/Concurso
El grupo, en el local de ensayo

La chirigota de Sevilla se ha ganado por derecho propio el respeto de los gaditanos. Y eso no es nada fácil. Desde que en 2006 irrumpiera con una fuerza extraordinaria y alcanzara la Final con los miopes se ha convertido en una de las fieles al Concurso y a las fases importantes. Su presencia no solo se reduce a cumplir el expediente. Son autocríticos y buscan el máximo, conscientes de las exigencias de un público que, en la mayoría de los casos, no distingue de procedencias. En 2014 volverán a la carga con 'Los shunténticos Shunguitos'. Uno de sus autores, José Antonio Alvarado, analiza para Universo Gaditano la nueva apuesta de cara al COAC.

-Nuevo año y nuevas ilusiones

-Sí. Estamos a tope de ilusión como siempre.

-¿Más responsabilidad o ganas de sacarse la espina por el hecho de quedarse a las puertas de semifinales en 2013?

-Más que responsabilidad ganas de resarcirnos por lo del año pasado. Más que por el puesto que ocupó la chirigota por las propias sensaciones. No te voy a negar que no me pareció justo que pasasen 11 comparsas y solo 8 chirigotas. Fue un poco raro e injusto. Pero al margen de eso tuvimos muchos problemas para hacer el repertorio e incluso estuvimos a punto de retirarnos. Los males se disiparon pronto pero nos faltó tiempo y se notó en el pase de cuartos. Aquella chirigota no estuvo trabajada y no salió como queríamos. Ya lo que pase el próximo año volverá a estar en manos de cinco personas. Se ha trabajado más y la chirigota es más redonda y acorde con su nivel.

-¿Cómo surgió la idea?

-La idea la teníamos desde el mes de abril y mayo a través de Juan Miguel del Pino. La planteamos y nos hizo gracia. En junio comenzamos a darle forma y se la presentamos al grupo. Nos encantó tanto aquello de 'Los chunguitos' que no caímos en la cuenta de que ya había salido una chirigota de Algeciras con ese nombre. Lo cambiamos aunque la esencia de lo que queríamos plasmar en escena será la misma.

-¿A quién se le ocurrió?

-A Juan Miguel del Pino. Juan Carlos Vergara no podrá salir pero no se va a desvincular del todo ya que ayudará en los cuplés. Ha sido un contratiempo importante pero el grupo tirará para adelante. Aunque en realidad en nuestra chirigota aporta mucha gente. A estas alturas solo nos falta el final del popurrí.

-¿Qué se puede contar?

-Sí que te puedo contar. Vamos a darle un giro a la chirigota, una vuelta de tuerca de más. No perderemos nuestro estilo aunque nos machaquen con el tema de las parodias. Nos gusta movernos y así vamos a seguir haciéndolo. Pero la chirigota de 2014 va a tener un punto más canalla.

-¿Alguna cara nueva?

-Hay un par de fichajes que cubren la bajas de Juan Carlos Vergara y Jordi Fuertes, nuestro componente gaditano. Serán reemplazados por Antonio Álvarez, autor de la chirigota de San José de la Rinconada además de un antiguo octavilla de ese grupo. Además hay una tercera incorporación por lo que seremos 13 e iremos rotando.

-¿El objetivo?

-Que la gente diga aquí está la chirigota de Sevilla y van a por todas. Es un Concurso y yo quiero ganar siempre aunque sea difícil. Luego pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo si el Selu acierta y saca un pelotazo ya no hay posibilidad ninguna. Si se mantiene la línea habrá que pelear duro.

-¿Cómo valora las ausencias de este año?

-La verdad es que lo del Love me lo esperaba. Lo había hablado con algunos componentes que me lo habían confirmado. El pregón hay que prepararlo bien y es muy difícil compaginar. Me da mucha pena. Para mi es un referente junto al Selu. Les vendrá bien para hacer un buen pregón y luego retornar al Concurso. Lo de Juanma si es por temas laborales bendito problema.

-Hay dos huecos más lo que siempre puede beneficiar

-Por ley natural podemos ocupar esos puestos pero a mí me gusta que participe todo el mundo. Los triunfos saben a gloria cuando compites con todo el mundo. Pero no podemos ignorar que hay dos puestos más e intentaremos coger uno.

-¿Se habla mucho del nivel, cómo lo enjuicia?

-Yo creo que las redes sociales hacen daño. Soltar el chiste en twitter es muy fácil. La red lanza un montón a lo largo del día. Merma el nivel. En cuanto al nivel creo que influye el hecho de la fecha en la que se celebra el Concurso. Cuando empieza más tarde siempre beneficia.

-Baja el número de chirigotas y sube mucho el de comparsas ¿Es más fácil escribir de tristezas en época de crisis?

-Creo que se está resintiendo un poco. El tema del CIF influye e incluso hay agrupaciones pequeñas que se han marchado siguiendo el ejemplo de Juan Carlos y Los Carapapa. En Sevilla ha pasado, hay descontento con el formato. Hay que revisarlo.

-¿Por qué influye el CIF?

-A nosotros no nos afecta porque estamos constituidos como asociación. Es verdad que hay que poner unas reglas pero creo que el Patronato se complica la vida demasiado. Todo es más sencillo y más fácil. Eso sí, si yo fuera gaditano pelearía proque el Concurso no fuera así.