El canto matinal del gallo deja paso al rugido de una cañonera muy carnalavesca

Ensayos/Coros
'La cañoñera' dispara en su local de ensayo

Rafael Pastrana Guillén tiene un empuje fuera de lo común. No sé si será porque le entrevistamos en las vísperas de Reyes, pero estaba enloquecido como un niño chico con ‘La cañonera’, su apuesta para el COAC 2013. Faly rápidamente nos advierte que en el tipo no hay trampa ni cartón: "Recurrimos a la historia, a la cañonera de la Armada Española de principios del siglo XX y que se dedicaba a vigilar las incursiones de los submarinos alemanes. En 1907 los integrantes gaditanos de aquella cañonera formaron un lío de categoría en el Carnaval de Tenerife que incluso cambió la historia del Carnaval canario porque sirvió para que se inventasen las murgas. El presidente de las murgas tinerfeñas contó una vez esa historia en una conferencia y yo me quedé con la copla y ese es nuestro coro para 2013". Pese a venir de ganar un primer premio, el grupo ha pasado un año complicado en lo que se refiere a la búsqueda de un local de ensayo. Como explica Pastrana "nosotros estábamos de categoría en San Agustín pero Miguel Nuche decidió vender su parte del edificio y nos quedamos sin local. Desde entonces hemos pasado por la peña La Perla, El Club Caleta, La Mirandilla, El Tambucho y ahora que estamos en el Jaime Balmes en la calle Arbolí. Eso sí estoy de categoría porque tengo hasta despacho propio. Gracias a Dios hemos logrado recuperar el tiempo perdido pese a los avatares sufridos y el repertorio está cerrado". En relación a la presión por ser una de las mejores agrupaciones de todo el pasado certamen, el autor afirma "que la sufrí al principio, tenía que hilar muy fino la idea para acertar y no bajar el listón. Llevamos seis años que somos segundos o primeros y hay que mantener el nivel". Asimismo se enorgullece de la evolución experimentada por su propio coro ya que señala que "en pocos años hemos subido muchos enteros, estamos más afinados, todo se cuida más y mejor. Antes nos daba un poco igual, no llevábamos casi ni forillo, pero eso no podía ser así porque el público se merece un respeto" y añade que "a pesar de la evolución y de la cantidad de coros creo que hay poca calidad. Solo Antonio Martín y Manolo Guimerá son capaces de llevar un gran tango, que llega del tirón sin necesidad de dar vueltas para luego no rematar". El grupo apenas ha sufrido cambios, salvo un par de incorporaciones como la de Manuel Ruiz Gené o un exintegrante del coro de San Fernando. En la orquesta se han incorporado tres miembros del coro de Nandi. Hablar de objetivos tampoco parece que preocupe mucho a Pastrana: "Es un gran coro, ya lo escucharás", sentencia.

 

Rafael Pastrana Guillén tiene un empuje fuera de lo común. No sé si será porque le entrevistamos en las vísperas de Reyes, pero estaba enloquecido como un niño chico con ‘La cañonera’, su apuesta para el COAC 2013. Faly rápidamente nos advierte que en el tipo no hay trampa ni cartón: "Recurrimos a la historia, a la cañonera de la Armada Española de principios del siglo XX y que se dedicaba a vigilar las incursiones de los submarinos alemanes. En 1907 los integrantes gaditanos de aquella cañonera formaron un lío de categoría en el Carnaval de Tenerife que incluso cambió la historia del Carnaval canario porque sirvió para que se inventasen las murgas. El presidente de las murgas tinerfeñas contó una vez esa historia en una conferencia y yo me quedé con la copla y ese es nuestro coro para 2013". Pese a venir de ganar un primer premio, el grupo ha pasado un año complicado en lo que se refiere a la búsqueda de un local de ensayo. Como explica Pastrana "nosotros estábamos de categoría en San Agustín pero Miguel Nuche decidió vender su parte del edificio y nos quedamos sin local. Desde entonces hemos pasado por la peña La Perla, El Club Caleta, La Mirandilla, El Tambucho y ahora que estamos en el Jaime Balmes en la calle Arbolí. Eso sí estoy de categoría porque tengo hasta despacho propio. Gracias a Dios hemos logrado recuperar el tiempo perdido pese a los avatares sufridos y el repertorio está cerrado". En relación a la presión por ser una de las mejores agrupaciones de todo el pasado certamen, el autor afirma "que la sufrí al principio, tenía que hilar muy fino la idea para acertar y no bajar el listón. Llevamos seis años que somos segundos o primeros y hay que mantener el nivel". Asimismo se enorgullece de la evolución experimentada por su propio coro ya que señala que "en pocos años hemos subido muchos enteros, estamos más afinados, todo se cuida más y mejor. Antes nos daba un poco igual, no llevábamos casi ni forillo, pero eso no podía ser así porque el público se merece un respeto" y añade que "a pesar de la evolución y de la cantidad de coros creo que hay poca calidad. Solo Antonio Martín y Manolo Guimerá son capaces de llevar un gran tango, que llega del tirón sin necesidad de dar vueltas para luego no rematar". El grupo apenas ha sufrido cambios, salvo un par de incorporaciones como la de Manuel Ruiz Gené o un exintegrante del coro de San Fernando. En la orquesta se han incorporado tres miembros del coro de Nandi. Hablar de objetivos tampoco parece que preocupe mucho a Pastrana: "Es un gran coro, ya lo escucharás", sentencia.