Agustín Correa 'Zoleta', el emigrante que vino desde Chiclana y se quedó con su bicicleta en la capital para triunfar

Reportajes/Componentes
El comparsista dirigirá este año al nuevo grupo de Kike Remolino 'Los válidos'/Luis Rossi

Alguien dijo una vez que Cádiz es sus pueblos y sus pueblos son Cádiz. Tomando esta idea como referencia, introduciéndonos en el mundo del carnaval, existen muchos copleros venidos de la provincia. En los últimos años están floreciendo importantes comparsistas que decidieron dejar sus grupos de origen en sus respectivas localidades para "emigrar" hacia la capital. Sin embargo, esto es algo que ya se ha dado en infinidad de casos en el Concurso del Gran Teatro Falla y que, sin duda, se seguirá repitiendo. En esta ocasión nos centraremos en un hombre que allá por 1998 decidió dejar su tierra, carnavalescamente hablando, llegando en bicicleta y debutando, curiosamente, con otro hombre que dejó su pueblo y triunfó en Cádiz.

El chiclanero Agustín Correa, más conocido popularmente como ‘Zoleta’, una de las voces más destacadas del panorama actual de la comparsa y director, vuelve este año al Concurso tras su polémica ausencia con los hermanos Carapapas. De "lo que pasó" poco quiere hablar ya que, según él "está todo hablado" y "ya ha pasado todo", aunque reconoce que en otros años "siempre había mirado por mí", esta vez ha buscado el futuro junto al resto de compañeros. Otro rumbo y otra comparsa, junto a los otros seis que no estrenaron su trabajo en febrero. "Nos pusimos en contacto con Kike Remolino y con José Manuel Cardoso para ponernos a trabajar en Los Válidos", espeta el director que tiene en su haber dos primeros premios, ambos consecutivos (2007 y 2008). Antes de ello, se han conocido con la Antología de la Remolinera, donde han tenido un verano de ensayos para "conocernos y ver cómo funcionábamos cada uno".

Sería el vigésimo año, porque antes de todo esto, el joven comparsista empezó en juveniles con la agrupación 'Juventud, divino tesoro' y dio el salto a adultos, debutando con 16 años en la comparsa 'Zapatones'. Una de las experiencias más "bonitas",según el propio director, la recuerda con la comparsa 'Los Hombres de la bicicleta'. "Para mí fue éxtasis cuando pasamos a semifinales", comparándolo con su primer pase a la final con 'Los Acuarelas'. Una agrupación con mucho sentimiento que recordó a aquellos hombres se desplazaban para trabajar a la capital desde la tierra del río Iro y que Paco Alba inmortalizara en Los Currisquillos Gaditanos.

Decidió aprovechar la oportunidad y, junto con otros emigrantes chiclaneros, caso del veterano Norberto Iglesias, se embarcó en agrupaciones gaditanas, nada más y nada menos que con Enrique Villegas. "Ajito Blanco" coincidió, además, con el pregón del autor onubense y de allí sacó gran experiencia que posteriormente aplicaría. Hasta la fecha tenor, paso por "Gente de Paz", para irse con Sevilla Pecci y 'Los Artistas', en su primera aparición como octavilla. Ya en 2001 tuvo la oportunidad de coger las riendas como director en una doble apuesta 'Los Canallas' y 'Los Picaítos'. Muchos piensan que con los Carapapas sería sus primeros años como director, sin embargo ya ejerció como tal al inicio del siglo XXI.

El ‘Zoleta’,pese a cantar letras de autores reconocidos como Juan Carlos Aragón, José Luis Bustelo, Luis Rivero o los hermanos Carapapas, no duda en reconocer en que a la hora de cantar una letra "lo siento como gaditano", a pesar de ser de Chiclana. De hecho, tiene bien claro que "el que me inculcó este veneno fue mi abuelo el Habichuela", definiéndolo él mismo como un "chirigotero viejo". De hecho una de los pasodobles que más le gustaba cantar con su grupo 'Los cristalitos' era el pasodoble de "G15" sobre los aficionados de fuera. "Ahora por circunstancias no lo puedo cantar, pero fuera de Cádiz era el que más me lo pedía la gente".

Este año como director tiene en cuenta que "sabiendo lo que hay este año" en la comparsa "hay que ir con el cuchillo en la boca", aunque reconoce que antes que nada es aficionado y que "cuantas más comparsas buenas haya mejor". El proyecto de 'Los Válidos' lo ve como algo muy "bonito e ilusionante" y se ve en la lucha por los premios.

Agustín Correa, criticado en muchas ocasiones por su actitud temperamental en un escenario, cumplirá este año, si todo sigue su curso, su carnaval número diecinueve, con la frescura que le aporta la juventud y con la experiencia que dan tantos años de carnaval en primera línea de fuego.